(Foto EFE)

Al menos nueve disidentes de las FARC, que no aceptaron el acuerdo de paz con el Gobierno, murieron en una operación conjunta de las Fuerzas Armadas de Colombia desarrollada en el departamento del Guaviare, informaron hoy fuentes oficiales.

El ministro colombiano de la Defensa, Luis Carlos Villegas, manifestó a los periodistas en Cartagena de Indias que en la acción contra los frentes Primero y Séptimo de las disidencias de las FARC realizada en zona rural de Calamar hubo nueve neutralizados.

Inicialmente el Ministerio de Defensa a través de Twitter había cifrado en siete los disidentes muertos

Luego del asalto aéreo y el combate permitieron que toda la estructura que estaba siendo perseguida cayera en este operativo que se desarrolló en inmediaciones del río Itilla, detalló el jefe de la cartera de Defensa.

También aseguró que los disidentes muertos se dedicaban a la extorsión y a proteger las rutas del narcotráfico y que las autoridades estaban realizando el proceso de identificación de los guerrilleros muertos entre los que habría dos cabecillas.

Uno de los fallecidos sería alias “el Mocho”, segundo cabecilla del frente primero que comanda alias “Gentil Duarte” y que tiene su radio de acción en Guaviare y el vecino departamento selvático del Vaupés.

Los organismos de seguridad de Colombia consideran a “Gentil Duarte” como la amenaza más fuerte para el posconflicto en Colombia desde que hace cerca de dos años decidió retirarse del proceso de paz con un grupo de sus hombres, en su mayoría del frente primero.

En la acción contra los disidentes participaron miembros del Ejército, la Fuerza Aérea, la Armada y la Policía, que además incautaron cinco fusiles, cuatro pistolas, explosivos y un lanzagranadas, entre otros materiales.

Según distintas fuentes, las disidencias de las FARC pasan ya del millar y actúan en varios departamentos del sur del país en donde manejan el negocio del narcotráfico.

El centro de investigación InSight Crime divulgó la semana pasada un informe en el que dice que los grupos disidentes de las ya desmovilizadas FARC son actores clave en las redes del narcotráfico y el crimen organizado surgidas tras el acuerdo de paz con el Gobierno colombiano.

La investigación señala que estos grupos, autodenominados Bloque Oriental, cuentan con unos mil o mil 500 combatientes y milicianos y actualmente manejan gran parte del mercado de la coca en seis departamentos así como las principales rutas hacia Brasil y Venezuela.

La antigua guerrilla y el Gobierno de Colombia firmaron un acuerdo de paz en noviembre de 2016 que llevó a su desmovilización y a la creación del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.