(Foto referencial)

Ocho civiles murieron el sábado en bombardeos aéreos contra el último bastión rebelde en Guta Oriental, donde el régimen sirio lanzó una nueva ofensiva tras el fracaso de negociaciones para evacuar a los combatientes de esta región a las puertas de Damasco.

El régimen de Bashar al Asad lanzó una ofensiva el 18 de febrero para reconquistar el último bastión rebelde en la periferia de la capital. La ofensiva y la conclusión de acuerdos de evacuación de los rebeldes y civiles permitió que conquistara el 95% del territorio de Guta Oriental.

Por primera vez desde hace diez días, el régimen reanudó el viernes los bombardeos contra Duma, tras el fracaso de las negociaciones con el grupo Yaish al Islam, la última facción rebelde que queda en Guta y que parece no querer irse. El grupo tendría unos 10.000 combatientes, según la oenegé Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Ocho civiles murieron el sábado en los ataques, afirmó el OSDH, después de que los bombardeos mataran el viernes en Duma al menos a 40 civiles, incluidos ocho niños, según esta oenegé basada en Reino Unido y con una amplia red de corresponsales en Siria.

“Los bombardeos no se han interrumpido. No podemos contar a todos los heridos”, afirmaba Mohamed, un joven médico de Duma. “Algunos pacientes murieron porque no pudimos operarlos a tiempo”, confesó a la AFP.

La televisión estatal siria difundió en directo el bombardeo, con imágenes en las que se veían columnas de humo sobre un devastado paisaje urbano.

– “Que acaben con los combatientes” –

El régimen sirio está determinado a retomar el control de toda Guta Oriental, en un momento en que, gracias al apoyo militar de Moscú, ya controla más de la mitad del país, devastado desde 2011 por una guerra que dejó más de 350.000 muertos.

Justifica su ofensiva en Guta afirmando que los rebeldes disparan desde allí obuses y cohetes contra la capital. El sábado, seis civiles murieron en estos ataques en Damasco, según la televisión estatal.

En el pasillo de un hospital en Damasco, una mujer lloraba sobre el cadáver de un joven extendido en una camilla. Otra explicaba a la televisión pública que estaba en un taxi cuando comenzaron los bombardeos y el vehículo se estrelló contra una pared.

“Espero que acaben con los combatientes en Duma para que la gente pueda vivir en paz. Lo esperamos desde hace años”, decía Abas, un residente de la capital.

Tras bombardear durante cinco semanas las zonas rebeldes de Guta Oriental y matar a más de 1.600 civiles, el poder obtuvo por mediación de Moscú acuerdos de evacuación con dos facciones insurgentes, Ahrar al Sham y Faylaq el Rahman.

Más de 46.000 combatientes y civiles se vieron así obligados a trasladarse en autobús a la región de Idlib, en el noroeste, la única que escapa todavía completamente al control del régimen.

Sobre el tercer grupo rebelde, Yaish al Islam, el OSDH afirmó en un primer momento que debía beneficiarse de un acuerdo diferente, que habría permitido a sus miembros permanecer en la ciudad y convertirse en una fuerza de seguridad local.

– Fracaso de las negociaciones –

Pero rápidamente, las negociaciones derraparon y fuentes cercanas a ellas aseguraron a la AFP que Moscú y el régimen reclamaban la partida de estos rebeldes, acumulaban refuerzos cerca de Duma y amenazaban con una nueva ofensiva.

Entre el lunes y el miércoles, al término de un acuerdo anunciado por Rusia pero silenciado por Yaish al Islam, cerca de 3.000 combatientes de este grupo y civiles fueron evacuados de Duma hacia el norte de Siria.

Pero el jueves no hubo ninguna evacuación y al día siguiente se reanudó la ofensiva militar por aire y tierra. El OSDH afirmó que las fuerzas del régimen avanzaban en los campos agrícolas cercanos.

“El régimen está intentado cerrar el cerco alrededor de Duma desde el oeste, el este y el sur”, afirmó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Sigue sin estar claro por qué fracasaron las negociaciones. Según la agencia Sana, chocaron con la negativa de Yaish al Islam a liberar a sus prisioneros en Duma. Otras fuentes mencionaron divisiones internas sobre la evacuación.

La reanudación de los bombardeos sorprendió el viernes a los civiles que quedan en Duma. “De repente, sin avisar, los bombardeos volvieron a empezar. Hubo 20 bombardeos en 15 minutos”, explicó el doctor Mohamed.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.