paz
(Foto Cortesía)
COMPARTE

La Plaza Morelos fue el punto de partida para los centenares de chavistas que se congregaron para mostrar su rechazo a la activación de la Carta Democrática que ha vuelto a ser el centro de las discusiones, no sólo en la Organización de Estados Americanos, sino en Venezuela.

Luis Almagro ha sido el ideólogo de esta propuesta, la cual no fue aprobada el año pasado debido a al falta de consenso de países como Trinidad y Tobago. El punto final de la manifestación es en la esquina San Francisco (Caracas).

La hora de salida fue a las 10:00 a.m. En donde la marea roja intentó llegar hasta las inmediaciones del parlamento, ubicado en el centro de Caracas, puesto que desde tempranas horas se habían instalado tarimas para las congregaciones.

Héctor Rodríguez invitó al pueblo que simpatiza con el Gobierno actual a alzar su voz en contra de los “apátridas de algunos sectores de la vida política nacional” y contra aquellos opositores internacionales que desean controlar el territorio venezolano.

La manifestación coincide con el día de la reunión que a las 2:00 p.m. se llevará a cabo en Washington (EE.UU) sede de la Organización de Estados Americanos para someter a consulta si Venezuela permanece en el organismo y si se le aplicará o no la conocida Carta.

Diosdado Cabello por su parte aseveró a que el bloque integracional debió desaparecer hace muchos años, no sólo por ser comandado por el denominado “imperio” si no por querer tutelar a un continente entero sobre una decisión que perjudica a una nación.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.