(Foto referencial)

Los palestinos conmemoraron la Nakba (“Catástrofe), como denominan a la desposesión y exilio que les supuso la fundación del Estado de Israel en 1948, con dos muertos más en las protestas llevadas a cabo hoy en Gaza y el duelo nacional por los 60 fallecidos ayer por disparos del Ejército israelí.

Dos palestinos murieron hoy por fuego israelí y cien quedaron heridos, 14 de ellos por munición real, en nuevas manifestaciones de la llamada Gran Marcha del Retorno que se desarrollan en Gaza desde el 30 de marzo y terminan hoy.

“Si nos quitan Jerusalén. No hay nada más que perder”, dijo a Efe sobre el traslado ayer de la Embajada de EE.UU. a esta ciudad el manifestante Amar Imad, que hoy regresó a uno de los puntos de protesta, donde los asistentes coincidían en denunciar que “la Nakba continúa”.

Miles de personas asistieron a los funerales de 25 de los 60 fallecidos que fueron enterrados hoy, entre ellos, una niña de ocho meses que al parecer murió por inhalación de gases lacrimógenos en los incidentes ocurridos en el campo de refugiados de Malaka.

“No hemos faltado ningún viernes. Ellos (los padres) se acercaron demasiado ayer y cayeron los gases. La niña estaba asfixiada e intentaba respirar, pero ya no podía. Murió de camino al hospital”, narró a Efe la abuela Laila.

Las protestas fueron visiblemente menos concurridas hoy, con cientos de personas mirando al lado israelí, mientras que algunos palestinos lanzaron cócteles molotov y quemaron ruedas junto a la frontera.

El Ejército israelí lanzó gases lacrimógenos en el campo de Malaka, a más de 300 metros de la línea divisoria sin que aparentemente se hubieran producido disturbios, según pudo comprobar Efe.

En un comunicado, el Ejército israelí aseguró hoy que “al menos 24 terroristas con antecedentes documentados” están entre los palestinos -ocho de ellos menores- abatidos ayer en las protestas en la frontera, en las que hubo también más de 2.700 heridos, de ellos más de mil por impacto de bala.

El Ministerio del Interior en Gaza publicó las fotografías de diez de sus miembros, muertos en las protestas, que trabajan para el aparato de seguridad del enclave, controlado por el movimiento islamista Hamás desde hace más de una década.

El enviado de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, afirmó hoy que no hay justificación para la tragedia vivida el lunes en Gaza y señaló a Israel y Hamás por su responsabilidad en lo ocurrido.

El presidente palestino, Mahmud Abás, convocó hoy una huelga general que fue seguida masivamente en Gaza, Jerusalén Este y en Cisjordania, donde también estallaron enfrentamientos con el Ejército israelí que se saldaron con al menos 66 palestinos heridos, según la Media Luna Roja.

Dos palestinos “resultaron heridos por munición real y docenas presentaron síntomas de asfixia” en los enfrentamientos” en la ciudad cisjordana de Hebrón.

Asimismo, se produjeron disturbios en la ciudad norteña de Tubas, en el municipio de Al Bireh y en la localidad de Qalqilia.

En las ciudades cisjordanas de Belén y Ramala sonaron esta mañana las sirenas durante 70 segundos para conmemorar las siete décadas de la “nakba”, que supuso que centenares de miles de árabes de Palestina se vieron forzados a abandonar sus tierras tras la primera Guerra Árabe-Israelí, de 1948-1949.

Entre ayer y hoy, 38 palestinos han sido arrestados por las fuerzas israelíes, 20 de ellos en Jerusalén durante las protestas contra el traslado de la embajada estadounidense a la ciudad, cuya mitad oriental fue ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días, de 1967 y anexionada unilateralmente en 1980

Israel reabrió hoy el cruce de mercancías con Gaza de Kerem Shalom, después de mantenerlo cerrado dos días tras los daños que causaron manifestantes palestinos a la infraestructura en protestas del pasado viernes.

Hoy es el último día de las protestas que comenzaron hace más de seis semanas en Gaza, convocadas por sectores políticos y sociales para reclamar el derecho al retorno de los 700.000 palestinos exiliados tras la creación del Estado de Israel y sus descendientes, que ha congregado a decenas de miles de personas y ha dejado un total de 109 muertos y miles de heridos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.