Foto: Archivo
COMPARTE

Envalentonado por un fallo que lo mantiene en zona de clasificación directa en la carrera al Mundial, Chile recibirá el jueves a un Paraguay en terapia intensiva que busca una victoria que reviva sus esperanzas de ir a Rusia-2018.

El estadio Monumental será el campo de una batalla con sabor a final para los guaraníes y a revancha para los chilenos, que no olvidan el trago amargo que resultó un año atrás su visita a Asunción que terminó con triunfo local (2-1).

El bicampeón de América llenó su tanque de oxigeno en la clasificatoria el martes tras conocer que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) decidió mantener la quita de puntos a Bolivia, por alinear a un jugador fuera del reglamento en encuentros ante Chile y Perú.

Fallo que le asegura a Chile mantener dos puntos de oro y con 23 unidades ocupar el cuarto lugar, que da pasaje directo a la Copa del Mundo, un punto por encima de Argentina, que a falta de cuatro fechas para el final de la clasificatoria figura en zona de repechaje.

El fallo “no modifica en nada lo que teníamos planeado para lo que continúa”, dijo el entrenador Juan Antonio Pizzi, en una rueda de prensa en la que celebró que sus jugadores están “muy bien” para enfrentar el duelo del jueves.

En la previa, Arturo Vidal advirtió que el choque “va a ser una revancha bonita”.

Vidal y el capitán chileno Claudio Bravo recordaron cómo en el partido de ida de la clasificatoria en 2016 en Asunción los paraguayos aguaron la fiesta de Chile, que llegó a ese duelo embriagado por la gloria que le significó ganar la Copa América Centenario en Estados Unidos.

El que ríe último, ríe mejor, será la premisa de los chilenos que apuntan a demoler a Paraguay, un rival que respetan.

“Tenemos un rival complicado, estamos en una situación que no debemos perder puntos, sobre todo jugando en casa, y estamos trabajando ayer y hoy con la misión de rescatar estos tres puntos”, comentó Bravo, que restó importancia a su falta de continuidad en el arco del Manchester City.

Turbulencias 

Lo que parecía un viaje tranquilo, en una semana crucial de la clasificatoria, se transformó una vez más en terreno espinoso para los dirigidos por el argentino Pizzi.

Vidal quedó en medio de un nuevo escándalo -que se suma a su comentado accidente al bordo de su Ferrari, en medio de la disputa de la Copa América-2015- tras concurrir la noche del lunes a un casino cercano a Santiago.

El mediocampista reconoció que estuvo allí con amigos pero negó haber participado en el desenlace de una fiesta que motivó que sus allegados fueran desalojados del hotel.

“Me molesta que me metan en algo tan complicado. Sí fui al casino, pero luego me fui como profesional que soy”, se defendió el mediocampista.

Este miércoles, Pizzi respaldó a su jugador que llegó en tiempo y forma al entrenamiento y destacó que su filosofía como entrenador es respetar el tiempo de ocio de sus futbolistas.

Un nubarrón que se suma a la incómoda situación que atraviesa la otra estrella de la Roja Alexis Sánchez, delantero del Arsenal, que llegó a su país en momentos en que los rumores sobre su salida del equipo inglés suenan fuerte.

Último suspiro guaraní   

Si la situación de Chile tiene matices, lo de Paraguay está más clara. Con 18 puntos y en la octava posición de la clasificatoria, los dirigidos por Francisco ‘Chiqui’ Arce tienen la misión de ganar en suelo enemigo para mantener chances de clasificar.

“Estamos convencidos de que lo lograremos”, soltó Arce en los días previos al partido ante Chile al que consideró un “buen equipo”.

Ante la Roja “no hay margen de error”, aseguró el entrenador.

En la previa al choque en suelo chileno, los paraguayos mostraron su enojo por un supuesto espionaje en sus entrenamientos.

“La práctica tuvo la presencia llamativa de un filmador que captó el trabajo táctico albirrojo desde la ventana de un edificio”, publicó la selección paraguaya en su cuenta de Twitter junto a un video del supuesto espía.

El encuentro se disputará a partir de las 19H30 (22h30 GMT) y contará con el arbitraje del argentino Néstor Pitana.

En la antepenúltima fecha, Chile visitará a Bolivia y Paraguay recibirá a Uruguay.

Probables alineaciones:

Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Jean Beausejour; Marcelo Díaz, Charles Aránguiz, Arturo Vidal; Eduardo Vargas, Alexis Sánchez y Esteban Paredes  o Nicolás Castillo. DT: Juan Antonio Pizzi.

Paraguay: Antony Silva – Jorge Moreira, Gustavo Gómez, Bruno Valdez, Júnior Alonso –  Rodrigo Rojas, Cristian Riveros, Óscar Romero, Miguel Almirón – Santiago Salcedo, Ángel Romero. DT: Francisco Arce




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.