(Foto cortesía)
COMPARTE

La policía brasileña busca al embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, visto por última vez el lunes en el área metropolitana de Rio de Janeiro, donde estaba de vacaciones con su familia.

El gobierno griego tuvo conocimiento de la situación el miércoles, a través de familiares del diplomático, y pidió “la plena movilización de todas las autoridades brasileñas competentes” para que se esclarezca el caso.

Tanto el ministerio de Relaciones Exteriores griego como la embajaa en Brasilia “están monitoreando el caso y, en estrecha cooperación con las autoridades brasileñas, están tomando las acciones adecuadas”, manifestó este jueves el gobierno de Atenas en un comunicado.

La Policía Civil del Estado de Rio de Janeiro, uno de los más violentos de Brasil, instauró “un procedimiento para investigar la desaparición del Embajador” y publicó dos números de teléfono a los cuales llamar en caso de tener “cualquier información que ayude a localizar” al diplomático.

El caso quedó en manos de la Sección de Investigación sobre Desaparecidos de la Comisaría de Homicidios de la Baixada Fluminense, la zona metropolitana al norte de Rio donde fue visto por última vez la noche del pasado 26 de diciembre.

Amiridis, de 59 años, se encontraba de vacaciones en el estado de Rio desde el 21 de diciembre y tenía previsto retornar a Brasilia el 9 de enero, según la embajada griega.

Reportes de prensa señalan que el diplomático estaba quedándose en un apartamento familiar en la ciudad de Nova Iguaçu, que tiene zonas de alta criminalidad.

La mujer del embajador, de nacionalidad brasileña, fue la que denunció su desaparición el miércoles al no lograr ponerse en contacto con su marido después de que el lunes saliera solo del apartamento hacia las 20H00 locales (00H00 GMT), según publicó el portal informativo brasileño UOL.

El diplomático, que fue cónsul general en Rio de 2001 a 2004, habría salido de la casa en un vehículo que la pareja alquiló para las vacaciones.

– Descartado el secuestro –

“No trabajamos con la hipótesis de secuestro”, dijo a UOL el comisario policial de la Baixada Fluminense Evaristo Pontes.

“La investigación sigue algunas líneas, pero no trabajamos con esta. Si se tratara de eso, los secuestradores ya habrían hecho el contacto”, señaló el jefe policial, asegurando que su comisaría especializada en desapariciones se quedó con el caso porque la Policía Federal consideró que la desaparición de Amiridis no tenía que ver con su función diplomática.

Sin embargo, Pontes dijo que se mantiene el “sigilo” sobre la investigación porque aún está en curso y también por la relevancia del cargo del embajador.

Amiridis, que está casado y tiene una hija, es embajador de Grecia en Brasil desde este año, después de haberlo sido en Libia desde 2012.

Sumida en una severa crisis económica, la ciudad que acogió hace unos meses los Juegos Olímpicos vive una fuerte alza en sus ya elevados índices de violencia urbana alimentados por el narcotráfico y la pobreza de gran parte de sus habitantes.

Aunque no hay casos recientes registrados de diplomáticos víctimas del crimen en Rio, a inicios de mes un turista italiano fue asesinado por traficantes de droga cuando entró por error en moto en una favela céntrica de la ciudad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.