clap
(Foto referencial)

Bernardo Escalona, enlace en materia de alimentación del municipio Libertador, en Carabobo, informó que en esa jurisdicción está habilitada una sala situacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) en la que reciben todas las incidencias y atienden las denuncias de los usuarios que son beneficiados con las bolsas de alimentos.

La oficina en la que atienden los reclamos e inquietudes de los beneficiarios está ubicada en el centro comercial Guaparo de Tocuyito. “Allí recibimos todas las incidencias, censos, cambios de ubicación y personas que están a la espera de la bolsa”, dijo Escalona este miércoles 14 de abril, en entrevista vía telefónica con El Carabobeño.

El también coordinador de los CLAP en Libertador instó a los ciudadanos a seguir los canales regulares al momento de reportar alguna irregularidad relacionada a los alimentos que reciben. Agregó que primero deben dirigirse al delegado de calle, encargado de hacer el reporte ante el jefe de comunidad, quien a su vez lo comunica a la sala situacional.

Una vez que la sala situacional recibe el reporte, aseguró, si es necesario allí mismo se encargan de cambiar la bolsa o el producto en mal estado. “En caso de que no tengamos los productos aquí, nos dirigimos hasta Alimca (Alimentos Carabobo). Siempre tratamos de hacer el cambio de inmediato”.

El vocero detalló que el fin de semana pasado en Libertador distribuyeron alrededor de 12 mil 373 combos con productos CLAP, equivalentes a 120 toneladas de alimentos. “No negamos que cualquier producto, como una harina, entre tantos kilos de alimentos que se distribuyen, tenga algún desperfecto”, expuso en referencia a un señalamiento hecho por una de las beneficiarias.

Se trata de Ruddy Rodríguez, quien denunció mediante un vídeo publicado a través de las redes sociales que la harina de maíz que recibió en la bolsa CLAP que le entregaron en la urbanización Libertador, en Tocuyito, tenía gusanos y mal olor. Además, sostuvo que uno de sus vecinos recibió alimentos con gorgojos.

“Hemos verificado que algunas denuncias no corresponden a productos CLAP y son informaciones falsas, pero de repente esta sí es verdadera”, aseguró el representante de los comités. “Como son muchas toneladas, de repente se escapó uno (empaque de harina en mal estado), no  negamos  eso, porque no todo va a ser perfecto y de tantas toneladas de alimentos puede ser que salga uno en mal estado”.

Según sus palabras, este tipo de situaciones pueden ocurrir incluso en cadenas privadas de distribución de alimentos. “Eso puede ocurrir, incluso en algún supermercado, pero no por eso se puede generalizar, nosotros manejamos un alto volumen de productos, que uno salga con problemas no implica que todo lo demás esté malo”, recalcó Escalona, quien reiteró que si algo así ocurre están dispuestos a corregir el problema

Los jefes de comunidad de Libertador manifestaron que hasta la fecha no han recibido denuncias por parte de algún beneficiario respecto a las condiciones de los alimentos entregados recientemente. Pero Escalona sostuvo que está dispuesto a atender personalmente a Rodríguez para constatar la situación.

CLAP cada tres meses

En cuanto a la frecuencia de la distribución de las bolsas, el coordinador de los CLAP admitió que anteriormente se entregaban con mayor regularidad, pero que ahora solo pueden hacerlo cada tres meses debido a que han aumentado las comunidades beneficiadas: son más de 168 y dependen de Alimca, que se encarga de la comercialización de los alimentos.

La comercializadora Mercal se ocupa de atender a las 10 bases de misiones (comunidades en pobreza extrema) del municipio con combos cada 21 días.

También confirmó que al inicio de la ejecución del proyecto de los CLAP, los combos estaban conformados hasta por 16 productos, incluyendo proteínas, “pero por el bloqueo dejaron de entrar las embarcaciones y eso ha mermado”. Las bolsas distribuidas la semana pasada tenían 10 kilogramos de alimentos, entre harina, arroz, pasta, azúcar y frijoles chinos.

De acuerdo a Escalona, la entrega de proteínas a precio subsidiado se mantiene solo para las 10 bases de misiones que hay en Libertador, por tratarse de comunidades más vulnerables.

“La distribución se retrasa porque ahora son más comunidades y los productos han mermado. Antes llegaban embarcaciones y con los productos nacionales se armaban las cajas, por eso antes era mayor la distribución”, sentenció.

.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.