Foto EFE

Un total de 376 pasajeros, casi todos europeos, salieron de Caracas con destino a Madrid en el cuarto vuelo de repatriación que organiza la embajada de España en Venezuela.

Jesús Silva, embajador de España en Venezuela, aseguró desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que ya son mil 400 las personas evacuadas en tres meses. “En total son más de 30 nacionalidades. En este vuelo, concretamente, van 23 nacionalidades”.

De ese total, detalló, aproximadamente 800 son españoles, varios son venezolanos residentes en España y también hay funcionarios de “organismos internacionales y de distintos países”.

El diplomático consideró que es un gran trabajo hacer posible que, pese al cierre del espacio aéreo, haya gente que pueda reunirse con sus familias, que puedan volver a sus hogares de origen.

Silva adelantó la posibilidad de que la embajada continúe organizando repatriaciones mientras se mantenga el cierre del espacio aéreo en Venezuela.

EL RETORNO
Luego de horas de espera, Isabel Iglesias está a punto de registrar su boleto, el que la llevará hasta Madrid y de allí a Galicia, donde reside.La española de 65 años cuenta a Efe que vino el 1 de febrero a Venezuela a visitar a su hija y a su nieta y quedó atrapada por la suspensión de vuelos que el país sudamericano decretó desde mediados de marzo. “Tenía que haberme ido en marzo y ahora conseguí este vuelo humanitario después de cinco meses de estar aquí”

La mujer ,que prefirió salir de Venezuela por temor a un rebrote de la COVID-19 en el país que hasta ahora deja a 6 mil 537 infectados y 59 fallecidos, siente que ahora está mejor España”.

También esperando para embarcar, la joven Belinda Moncada dice que intentó conseguir un cupo en los tres vuelos anteriores y no lo logró. “De Madrid tengo que ir a casa que es en Barcelona”, cuenta la venezolana de 30 años, que vino a visitar a su familia en marzo y luego fue una más de las varadas.

VENEZUELA UE
El embajador se mostró satisfecho por la suspensión de la expulsión de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Venezuela, Isabel Brilhante, que el presidente Nicolás Maduro había ordenado tres días antes. “Quiero elogiar la decisión adoptada por el Gobierno venezolano de dar marcha atrás y de permitir que continúe aquí la embajadora europea, que está haciendo un trabajo muy importante en ese proceso de facilitar el diálogo y la concordia entre venezolanos”.

A juicio de Silva, “tanto España como la UE” siempre han intentado ser parte de la solución a los problemas que enfrenta Venezuela, entendiendo que son los ciudadanos del país sudamericano quienes deben decidir sobre sus asuntos.

Según el diplomático, España lo que quiere es ayudar a que se produzcan las condiciones adecuadas para que haya ese proceso de diálogo y de acuerdo entre venezolanos. “Al final los diplomáticos somos un instrumento de diálogo y de comunicación entre gobiernos”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.