Seis personas murieron hoy, entre ellas cinco menores de entre 14 y 16 años, por una estampida durante un concierto en una discoteca de la localidad italiana de Corinaldo para el que se vendieron cerca del doble de entradas que el aforo permitido.

La Fiscalía de la provincia de Ancona, que investiga el caso, informó de que fueron vendidas unas 1.400 entradas, cuando que la capacidad máxima del local es de 870 personas.

El suceso ocurrió antes de la 1.00 hora local (00.00 GMT), mientras los asistentes esperaban la actuación del rapero italiano Sfera Ebbasta, muy popular entre los adolescentes del país.

Según varios testigos, la gente comenzó a percibir un olor fuerte ácido, procedente supuestamente de un espray de pimienta que alguien había rociado.

El público corrió hacia las salidas de emergencia y en uno de los laterales, ya fuera del local, la barandilla cedió por la aglomeración y provocó una multitudinaria caída en la que hubo víctimas mortales.

Además de los cinco menores, falleció también una mujer de unos 40 años que acompañaba a su hija al concierto, según confirmó el jefe de la Policía de Ancona, Oreste Capocasa, al canal de noticias público “Rainews”.

El suceso ha dejado un centenar de heridos que han sido ingresados en hospitales de las localidades cercanas, mientras que los más graves fueron trasladados a Ancona.

El director general de la estructura hospitalaria “Ospedali Riuniti” de Ancona, Michele Caporossi, informó de que el centro tiene ingresados a siete jóvenes, de entre 14 y 20 años, que están muy graves y su vida corre peligro.

Indicó que son cinco chicos y dos chicas que presentan distintos traumatismos por aplastamiento en el tórax y que fueron internados en reanimación.

En este centro, hay además una chica que está grave pero su vida no corre peligro y se encuentra en observación, y otras tres chicas y un chico, de entre 14 y 23 años, que están leves.

El resto de los heridos están ingresados en otros centros, la mayoría están en estado leve o han sido atendidos y dados ya de alta.

El local ha sido acordonado y hay abierta una investigación para intentar conocer qué es lo que pudo provocar esa estampida y si el local cumplía con las normativas.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ya adelantó a primera hora de la mañana que era probable que en el interior del local “hubiera mucha más gente de la prevista y de la permitida”, algo que confirmó después la Fiscalía en Ancona.

Tanto Salvini como el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, visitaron la zona del siniestro para conversar con las autoridades locales y la Policía, y con algunos de los heridos.

“Hago un llamamiento a los gestores de los locales públicos: tienen que adoptar todas las cautelas posibles con gran sentido de la responsabilidad, considerando que en esos locales pueden entrar sus hijos, para así prevenir tragedias como esta”, subrayó Conte.

Por su parte, el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, lamentó los hechos en un comunicado y remarcó la necesidad de “garantizar la seguridad en lugares de reunión concurridos, a través de rigurosos controles”. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.