La Semana Santa es la ocasión para retomar la oración, el  sacramento del perdón (a través de la confesión con el sacerdote) como el reavivar el deseo de la asistencia a misa y de ganar la VIDA ETERNA, ¿ como ?, aumentando  la Fe en DIOS y en su ETERNA MISERICORDIA de salvación, y por supuesto, acogiéndonos con alegría al Sagrado Corazón de María Santísima (Madre de Dios y Madre nuestra).

GUSTAVO VELUTINI LUNING

@cinefilo50

Lamentablemente el mundo enfrenta una amenaza real de muerte, por la aparición del Covid_19, una invención perjudicial que salió de China a finales del 2019 y llego a todos los confines de la tierra en el primer trimestre del 2020, complicándolo todo, obligando al ser humano a resguardarse en sus casas, perdiéndose las rutinas del día a día  y toda celebración.

A raíz del virus chino, la Semana Santa del 2020 fue atípica y virtual, porque los fieles debieron recurrir a la televisión y a medios de internet, para seguir con gran devoción los actos de conmemoración: Pasión, Muerte y Resurrección del Hijo de Dios.

Ya está entre nosotros la Semana Santa 2021, la cual se deberá vivirse prácticamente encerrados en casa, quizás en ciertos sitios se podría asistir a las iglesias (por confirmar), de ser así, deberán tenerse en cuenta al 100% las normas de seguridad de “anti contagio” y la poca asistencia de feligreses.

Con certeza se sabe que este año no habrá las acostumbradas procesiones de miércoles (con las imágenes del Nazareno) y viernes santo (con las tallas de la Virgen de Dolores y el  Santo Sepulcro), para evitar las aglomeraciones de fieles, porque es sumamente difícil mantener el distanciamiento social exigido.

De la Cuaresma a la Semana Santa

La Semana Santa 2021 va del 26 de marzo al 4 de abril (o sea del Viernes de Concilio al Domingo de Resurrección).

Días de oración, de conversión y recogimiento espiritual, ya que la Iglesia Católica recuerda de manera especial la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, lo que también se conoce como el Triduo Pascual.

En estos tres días, el hijo de Dios instituyo la eucaristía y el sacerdocio, además, acepto la pasión y fallecimiento en Cruz, para luego resucitar de entre los muertos, al tercer día, con ello, nos invita a todos a iniciar el camino de una sincera conversión de vida y de fe, en preparación a su Segunda venida.

Los días previos a la Semana Santa se conoce como tiempo de Cuaresma, lo que se inicia con el miércoles de ceniza (este año, comenzó el 17 de febrero) y se prolonga hasta el viernes del Concilio (previo al Domingo de Ramos).

La confesión, medio de perdón

 

Cuarenta días marcan la Cuaresma, año a año, siendo días para la reflexión y conversión sincera, ¿Cómo se llega a ello?: por medio de un examen de conciencia primero (basándolo en los 10 Mandamientos), para así recurrir al Sacramento de la Confesión y de cumplir con la penitencia impuesta (por el sacerdote) y por último, el asistir a misa y comulgar.

El Papa Francisco ha reiterado muchas veces lo siguiente:_”Si estás en pecado grave no debes recibir la Comunión. Ya que cuando por la fragilidad humana, se comete un pecado que vaya en contra de uno de los diez mandamientos, no debe  acercarse a la Sagrada Comunión, sin antes de haber obtenido la absolución por parte de un sacerdote, por medio del  sacramento de la Reconciliación o Confesión. Cumplido ese paso, la persona puede encontrar a Cristo en la Santa Comunión”_.

Del Domingo de Ramos a miércoles Santo

 

La Semana Santa se inicia con la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, lo que marca el domingo de ramos, día en que la iglesia católica bendice las palmas, que luego serán distribuidas a los feligreses.

El día lunes se dedica al paso de “Jesús en la Columna”.

El martes la iglesia se centra y venera la humildad y paciencia de nuestro Señor Jesucristo.

El miércoles está dedicado a “Jesús Nazareno”, día en que muchos penitentes visten de morado, igualmente, llevan una cruz o simplemente caminen descalzos, entre otros, por fe o por el pago de promesas.

 

 

Este miércoles santo, no se podrá ir a la iglesia, pero desde cada corazón de cada fiel, se podrá dirigir una oración al Nazareno, sea en acción de gracias o de petición.

En fin, un  día muy especial y de gran recogimiento espiritual que se vive no solo en este día, sino los 365 días del año. La fe no es de una semana, sino de siempre.

Triduo Pascual

 

Definitivamente  los días más significativos de la Semana Santa, corresponden al jueves, viernes y sábado en la noche.

 

El día jueves la iglesia recuerda como Jesús el hijo de Dios, hecho hombre, instituye el Sacerdocio y la Santa Eucaristía, quedándose presente en la hostia viva, que resulta ser su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.

 

En semanas normales, esta celebración eucarística se realiza al final de la tarde del jueves, conmemorándose la última cena. Al término del oficio religioso, se llevan las Hostias consagradas al monumento, con lo cual la iglesia nos recuerda las horas adversas que vivió Jesús, desde el mismo momento que fue apresado, hasta que fue sentenciado a muerte de cruz. En esas horas aciagas, Cristo fue azotado y se le impuso la corona de espinas, hasta que tomo su cruz.

 

 

Las actividades religiosas del Viernes Santo, se centran en el misterio de la Pasión y Muerte del Señor, recordándose con suma devoción el sacrificio doloroso de Jesús, al inmolarse en la cruz.

Como se sabe, en el viernes santo no  hay misa, sino los oficios de la lectura de la Pasión y adoración de la Cruz.

Al término de todos los actos del día, el duelo se apodera de todos,  recordándose que Jesús fue sepultado (por ello las iglesias permanecen cerradas el sábado).

“JESÚS HA RESUCITADO DE ENTRE LOS MUERTOS”

 

Como se sabe, el sábado en la noche se nos invita a conmemorar la triunfante Resurrección de Jesús (ya que al tercer día, resucito de los entre muertos, siendo Luz de Luz, para la salvación de todos sin distinciones).

Los actos del sábado de gloria, se conocen como la “Vigilia Pascual”, dividiéndose en dos partes.

La primera abarca la celebración de la luz y el agua bautismal, lo que representa la luz y divinidad de Cristo resucitado.

Lo segundo, se van leyendo varias lecturas y salmos, hasta que se entona jubilosamente el Gloria, señal de que el Hijo de Dios, ha resucitado.

Tras el canto del Gloria, se da paso a la celebración eucarística, y con ello, la culminación de la Semana Santa.

Anunciándose con gran alegría el domingo de resurrección, que el HIJO DE DIOS HA VENCIDO A LA MUERTE Y HA RESUCITADO

La Misericordia se celebra a la semana siguiente de la Resurrección

 

La misericordia de Dios es tan bondadosa, que a través de Sor María Faustina, Él nos dice: –“Antes de que Yo venga como Justo Juez, abro de par en par las puertas de Mi misericordia. Pero el que no quiera entrar por las, puertas de Mi misericordia, tendrá que pasar por las puertas de Mi Justicia”-.

Estas palabras son del propio Jesús, quien se le apareció a la religiosa Sor María Faustina, el 22 de febrero de 1931, en Polonia, para decirle esto y muchas cosas más.

Por petición del propio Jesús, ella lo pintó como lo vio y pidió que la fiesta de su misericordia, se celebrara el domingo siguiente, al Domingo de Resurrección.

La fiesta de la Misericordia va acompañada de una novena de salvación, que fue dada a conocer por Sor María Faustina y avalada por San Juan Pablo II, la cual se inicia el Viernes Santo y culmina el sábado siguiente.

Este año, la novena va del 2 al 10 de abril, porque al día 11, la iglesia celebrara la FIESTA DE LA MISERICORDIA, siempre coincide con el primer domingo de pascua (domingo que le sigue al Domingo de Resurrección).

El rezo de la novena (comenzando el viernes 2/4) otorga muchísimas bendiciones al alma que la realice con fe. A lo largo de los nueve días, la persona expone sus intenciones particulares y reza por las están en presentes en la novena.

La Iglesia Católica celebra esta gran fiesta de salvación, CON JUBILO,  porque sabe que Jesús , bendice generosamente a quien  recurre a su eterna misericordia (dicho por ELSOR MARIA FAUSTINA)

Esta gran devoción ha sido impulsada por San Juan Pablo II, la cual invita a la salvación eterna (claro está, cuando la persona sienta de verdad, que se ha arrepentido de sus pecados, se confiese con un sacerdote, practique el propósito de enmienda  y comulgue).

_”Dios es Misericordioso y nos ama a todos … “y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia”(palabras de Jesús, dadas a Sor Maria Faustina, recogidas en el diario de la vidente) .

San Juan Pablo II confió al mundo a la Divina Misericordia,  en el Santuario de la Misericordia Divina, Cracovia, el sábado 17 de agosto de 2002 y donde pronuncio la siguiente Oración:

:”Dios, Padre Misericordioso, que has revelado Tu Amor en tu Hijo Jesucristo y lo has derramado sobre nosotros en el Espíritu Santo: Te encomendamos hoy el destino del mundo y de todo hombre. Inclínate hacia nosotros, pecadores; sana nuestra debilidad; derrota todo mal; haz que todos los habitantes de la tierra experimenten Tu Misericordia, para que en Ti, Dios Uno y Trino, encuentren siempre la fuente de la esperanza. Padre Eterno, por la Dolorosa Pasión y Resurrección de Tu Hijo, Ten Misericordia de nosotros y del mundo entero. Amén.”

En todo momento la Iglesia nos recuerda lo siguiente: _“Convertíos, Creed en el Señor y en la Santa Iglesia, porque la hora está cerca”_(refiriéndose a su Segunda Venida, para juzgar a vivos y muertos)”.

Desde ya, este servidor le desea: “Felices pascua de resurrección”, cuya alegría de FE y espiritualidad se prolongara al 30 de abril, para vivirse con gran alegría la Beatificación del Siervo de Dios, José Gregorio Hernández.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.