(Foto Unidad Venezuela)
COMPARTE

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social ha dejado de cumplir sus funciones, manifestó el diputado opositor José Trujillo, quien acudió este miércoles a la Defensoría del Pueblo para denunciar que en el país se han registrado más de 20 muertes por difteria y no se ha declarado aún una alarma epidemiológica.

Responsabilizó al ministerio de Salud por la baja cobertura de vacunas. Según sus declaraciones, la Sociedad de Infectología y Pediatría habrían advertido que la falta de vacunación traería como consecuencia un nuevo brote de la enfermedad.

“Acudimos hoy al Ministerio Público a pedirle al defensor del pueblo que defienda a los venezolanos ante lo que podría ser una epidemia”, sostuvo. El parlamentario consignó ante la oficina de la Defensoría un documento en el que exige que se declare emergencia sanitaria en todo el territorio nacional.

Aunque los primeros casos de la infección fueron registrados en el interior del país, la difteria ya llegó a Caracas, agregó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.