El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el editor del diario The New York Times, A.G. Sulzberger, se enzarzaron este domingo en un intercambio de afirmaciones y desmentidos que tenía a los habituales ataques de la Casa Blanca contra la prensa como telón de fondo.

El mandatario fue quien abrió la veda esta mañana al desvelar un encuentro que mantuvo con el periodista hace días.

“Mantuve un muy buen e interesante encuentro en la Casa Blanca con A.G. Sulzberger (…). Pasamos mucho tiempo hablando de la vasta cantidad de noticias falaces que se divulgan en los medios y sobre cómo los medios falaces se han convertido en lo que se ha dado en llamar, ‘enemigo del pueblo’. ¡Triste!”, escribió Trump en Twitter.

Desde antes de asumir la Presidencia, el mandatario se ha caracterizado por criticar públicamente a aquellas empresas de comunicación que no le bailan el agua e incluso utilizado con frecuencia las redes sociales para atacar a periodistas cuando han publicado historias que no le complacían.

Con su mensaje de hoy el multimillonario parecía querer arogarse el papel de portavoz del editor de uno de los periódicos más críticos con su presidencia e insinuar que Sulzberger estaba de acuerdo con su opinión de que algunas empresas de comunicación divulgan historias falsas con el único objetivo de perjudicarle.

La respuesta del editor no se hizo esperar y un par de horas después emitió un comunicado en el que aportaba su versión de esta reunión que, según reveló, tuvo lugar el pasado 20 de julio

“Le dije al presidente que pensaba que su lenguaje no sólo era divisionista, sino que además cada vez más peligroso”, aseguró Sulzberger en la nota en la que añadió que había advertido a Trump de que su discurso “incendiario” está provocando un incremento en las amenazas a los periodistas que podría desembocar actos violentos.

También, el editor no dudó en desmentir la afirmación del mandatario de que son otros los que comenzaron a referirse a la prensa como “el enemigo del pueblo” puesto que fue él, dijo, quien acuñó la expresión al comienzo de su mandato.

No parece casual que Trump haya tuiteado ahora su mensaje, puesto que esta semana la Casa Blanca se ha enfrentado a numerosas críticas por su decisión de denegar el acceso a una rueda de prensa a un periodista acreditada de la CNN que, minutos antes, había realizado una serie de preguntas incómodas al presidente en el Despacho Oval.

Esta decisión llevó a la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca a “condenar con vehemencia” la medida e incluso la cadena Fox News, principal baluarte de las políticas de Trump, se sumó a las críticas y expresó su “solidaridad” con la CNN.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.