Tras cuatro años en la institución granate, Morales deja Valencia/ Foto: Elio Rojas
COMPARTE

No todos los finales son felices. Los cierres de ciclos suelen ser diversos. Esta el que se va bien, aplaudido y reconocido, dando un paso al costado porque siente que ya no tiene más que brindar y también se puede apreciar el que deja numeros impresionantes y pese a ser la imagen principal de una aficón y de un club, se va porque la dirigencia cree que “ya no tiene nada para aportar”. La última cita es un fragmento de la entrevista con el ex arquero de Carabobo, Leonardo Morales, un ídolo nacido en el oriente del país que deja el club carabobeño por “decisión de la directiva”.

Así anunció Rafael Lacava su llegada al club

Hace tes años y 349 días arribó a Valencia José Leonardo Morales para comandar un equipo dirigido técnicamente por Jhonny Ferreira. Anzoátegui había sido la última parada del guardameta de la selección, venir a Valencia con su estatus era impensado, el proyecto Lacava lo sedujo y se instaló.

Presentación del equipo con Leo Morales tras ascender/ Foto: Noticias 24

Torneo Apertura 2013, el Granate se presentó con un equipo que tenía piezas de jerarquía pero mucha juventud. La voz de mando en el vestuario era compartida entre Leopoldo Jimenez y Morales  El plantel quedó quinto pero peleó todo el campeonato. En 17 partidos, sólo 20 goles recibió en un sistema de juego muy arriesgado que dejaba constantemente espacios en el fondo por ir a buscar al rival.

Leo fue franco en una conversación con El Carabobeño. “Cuando llegué a Carabobo fue solo por seis meses, pero la gente, la ciudad, mis vecinos, la institución y el club me enamoró”. Y todo estaba ideado para que esa versión del equipo regional se desmantelara, las posibilidades económicas disminuyeron y el equipo pese a incorporar jugadores del medio local, dejó ir piezas fundamentales como Jorge Zambrana.

El grupo trabajó de gran forma la pretemporada y pudo competir. Se metió en la liguilla presudamericana y se quedó fuera de la Copa en la tanda de penales ante Deportivo La Guaira, todo esto, en apenas un año luego de volver a la máxima categoría del fútbol criollo.

El lamento del capitan tras caer en penales ante el Deportivo La Guaira/ Foto: Carabobo FC

Temporada 2014-2015. El club no estaba bien económicamente, Joel Tortolero asumió la presidencia y Carabobo terminó de desarmar aquel equipo de 2013. Novoa a Chipre, Olivera se fue y Ferreira trató de estructurar con muchas altas un plantel para mantener la línea. “Cafu” Arismendi y “Pichón” Perez regresaron a casa. Aquiles Ocanto era la gran incorporación, Eduard Bello llegó como un desconocido de Yaracuyanos y Leo Morales siguió para capitanear esa versión del Granate.

De la mano de Morales a la Sudamericana

Uno de los tres penales que detuvo ante Lara/ Foto: Prensa Carabobo FC

Campeonato irregular. Carabobo llegó a estar de cuarto lugar en el apertura pero terminó noveno. Un clausura con la llegada como propietario de Jimmy Ayoubissa y con el equipo peleando en la mitad le dio para ir otra vez a la liguilla. Con más dudas que certezas la oncena industrial sacó a Aragua. Seguía Lara por el pase al torneo continental tras ocho años de ausencia. Ambos respetaron su casa y la serie quedó igualada a un gol. En los penales el capitán regresó a la institución al plano continental.

“El tigre” adivinó ante José Manuel Rey y Junior Moreno, el primero a la derecha, el segundo a la izquierda. Carabobo estaba 0-2. Chancelor descontó y el equipo de Ferreira falló. Venía Vicente Suano con la posibilidad de empatar, nuevamente Morales se vistió de héroe y a su mano derecha tapó el tercero de cuatro penales cobrados por el rojinegro.

Copa Sudamericana, Torneo Adecuación y Copa Venezuela, esos tres frentes iba a encarar Carabobo en el último semestre de 2015. Gran llave contra Tolima y afuera en penales. Copa Venezuela sufrida, con un equipo alternativo ante Puerto Cabello estuvo cerca de ser eliminado, pero pasó. Semifinal contra un conocido, Deportivo Lara cobró revancha y sacó en una llave inusual al Granate.

Con la eliminación y el mal Torneo Adecuación llegó otro punto de quiebre para Leo Morales, Ferreria se fue del club y venía otra reestructuración.  Tony Franco de interino para terminar el frente local. Para el Apertura 2016, Marcos Mathias.

Marlon Fernández fue la principal incorporación. El equipo tuvo dificultades en lo deportivo y Mathias se fue a la selección como asistente en la mitad del semestre, Tolisano otro interino al banquillo granate, debutó contra Zamora y goleó.

El equipo se quedó a solo un punto de ingresar al octogonal del nuevo formato. Juan Domingo armó su plantel, con pocas incorporaciones y en el arco como capitán, José Leonardo Morales.

Con Tolisano a Libertadores

Partido que le dio la clasificación por primera vez al Granate a la Libertadores/ Foto: Prensa Carabobo FC
 Tolisano revolucionó el balompie local con su forma de jugar. El Granate volaba en la cancha y le pasó por encima a todos sus rivales. Carabobo culminó con la mejor ofensiva y el arco menos imbatido, además lideró de punta a punta la tabla y culminó con 42 unidades para asegurar su cupo en la Copa Libertadores 2017, antes de empezar el octogonal final. Otro éxito para el capitán, su defensa fue sólida y eso condujo al equipo por primera vez en su historia a la máxima competición de fútbol en América.

Pese al logro, la dirigencia de Carabobo decidió no renovar a Tolisano, se publicó que fue mutuo acuerdo pero Juan Domingo sintió que las pretensiones del club estaban en otro estratega. Sonó Noel Sanvicente, desde principios de año cuando salió de la Vinotinto, pero no se concretó.

Julio Cesar Baldivieso para 2017 y seguía ahí, Leo Morales, siempre fiel al equipo. “El año pasado tuve ofertas del extranjero, pero preferí quedarme en la ciudad porque mi familia se sentía realmente bien” indicó el meta esta semana.

Primero se le retiró la cinta de capitán. El estratega mencionó que no era personal, solo que el evaluaba la actitud de cada jugador y el que mejor estaba en la semana, era el que llevaría el brazalete el fin de semana.

Baldivieso rotó y fue Morales el de mejores números 

Foto: Prensa Carabobo FC

Llegaron las rotaciones. Carabobo firmó al guardameta campeón con Zulia, Edixon Gonzalez y se formó una competencia sana entre dos goleros que más que colegas, eran buenos amigos, habían coincidido en Deportivo Anzoátegui y su relación era buena.

Como todo referente y buen lider, Morales aceptó la rotación y apoyó a su colega. Entre ambos permitieron 14 goles durante otro gran torneo del equipo. Baldivieso llevó al Granate a sumar 35 unidades para quedar segundos en la tabla. Luego, en el octognal, pasó a Aragua y se quedó fuera contra Monagas.

De los 14 goles, Morales recibió solo cinco goles y mantuvo su valla en cero en seis ocasiones durante 11 presentaciones, números que validan la vigencia del cancerbero.

El anuncio se dio al mediodía, el capitán no sigue en Carabobo. A las cinco de la tarde via telefónica Leonardo Morales compartió en Los Prospectos su sentimiento tras la decisión. “Hoy ha sido un dia triste, de soltar muchas lágrimas. Son cuatro años en la ciudad que me hicieron enamorarme del club.”

“Tenía pensado retirarme en Carabobo. Pero siento que me quedan por lo menos dos años y la directiva piensa que ya no tengo nada que aportar. Le había planteado al presidente la opción de comenzar a realizar cursos de preparación para tener en algún momento la oportunidad de dirigir al equipo”. Con esas palabras Leonardo Morales despejó las dudas de  su salida tras el enunciado oficial del club, que solo indicaba que no seguía más pero no daba razones.

Siempre referencia para los más pequeños en la ciudad/ Foto : Carabobo FC

Decisión que no causó buenas sensaciones. La voz del “Tigre” dejaba ver la tristeza que le embarga el no poder defender en el epílogo de su carrera los colores granate y blanco. Y precisamente quienes más ondean banderas con esas tonalidades también están en desacuerdo con la medida.

Hay descontento por cómo se va el capitán. Pasó en algún momento con Leopoldo Jiménez y en años anteriores con futbolistas que se perfilaban o estaban establecidos como referencias de la afición. Al preguntar de forma cerrada, ¿Es Leo Morales un ídolo para ustedes? hubo un “si” sin titubear como respuesta. “Su compromiso con la hinchada y con la camiseta ratifica que para nosotros es un ídolo”
. Comentó un aficionado del club Granate tras la salida del guardameta.

Su relación con la barra oficial fue siempre muy frontal. Era el representante del plantel ante la hinchada y para el público en general, una persona abierta, que aconsejaba constantemente a los niños que hacen vida en cada espacio futbolístico de la región. Su entrega y compromiso con el deporte carabobeño, marcó la relación con toda la afición.

Foto: Prensa Carabobo FC

“Al club solo le deseo que siga creciendo. Con la afición estoy super agradecido, el respeto fue mutuo y siempre intenté dar la cara por la institución y el fanático. Sigan apoyando a Carabobo que va a seguir creciendo. Son la mejor barra del país, soy del grana por siempre.” Palabras de despedida de un oriental que defendió durante cuatro años, en 13 torneos para un total de 155 partidos la camiseta Granate y con su entrega se ganó el corazón de la afición carabobeña.

Ultimo partido del “Tigre” con la casaca Granate/ Foto: Prensa Carabobo FC



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.