PSG. / Foto EFE

Varios clubes franceses, con el Lyon como el más representativo, han decidido presentar expedientes de regulación de empleo parciales a su plantilla, parada desde hace varios días por la suspensión de la competición ligada a la crisis del coronavirus.

El Lyon ha sido el último en sumarse a algo que ya habían hecho los más modestos Amiens, Montpellier y Nimes, lo que supone que los jugadores ven reducido su salario al 85% del sueldo bruto, según confirmó a Efe el sindicato francés de futbolistas.

La situación es muy desigual entre los diferentes clubes de la primera división francesa, aunque todos ellos han suspendido los entrenamientos para cumplir con las restricciones impuestas por el Gobierno para frenar la transmisión del COVID-19. La mayor parte tomó esa decisión, aunque cuatro clubes, Angers, Rennes, Saint-Etienne y Estrasburgo, los suspendieron de forma provisional hasta el próximo lunes, una medida que, a todas luces, tendrán que prolongar puesto que el Gobierno impide salir de casa salvo por motivos de fuerza mayor.

Los que no han optado por el expediente de regulación de empleo temporal han puesto a sus jugadores en situación de vacaciones pagadas, lo que les permite ingresar el 100 % de su salario.

El Lyon lidera en Francia la postura de que el campeonato debe suspenderse y a efectos de la clasificación quedarse con el de la pasada campaña.

Una opinión defendida por su presidente, Jean-Michel Aulas, y considerada oportunista por otros, que recuerdan que ahora el Lyon no ocupa puestos europeos y que en la anterior temporada logró billete para la Liga de Campeones. En línea con esa posición, el Lyon puso en paro parcial a su plantilla y a buena parte de su personal no deportivo. Eso supone, según el sindicato de futbolistas, un recorte de su salario, ya que las medidas adoptadas por el Gobierno para ayudar a los trabajadores que pierdan temporalmente su empleo no afectan a los salarios más altos.

En concreto, las ayudas estatales están limitadas a 4,5 veces el salario mínimo del país, muy por debajo del sueldo medio de la primera división francesa.

El sindicato francés, cuyo presidente, Phlippe Piat, dirige ahora el europeo FIFPro, espera a que se conozca el futuro del campeonato galo para tomar una decisión. “Si el campeonato termina estimamos que el daño salarial para los jugadores será menor, porque le contará como vacaciones el paro de ahora y luego tendrán que jugar para sus clubes en verano”, aseguró a Efe un portavoz sindical.

Ese es el escenario con el que trabajan, ya que consideran que el retraso de la Eurocopa y de la Copa América tiene como principal objetivo dejar espacio en el calendario para que acaben las competiciones de clubes. En el caso de que finalmente no terminara la liga, entonces sí habría un daño importante para los futbolistas, señaló el portavoz.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.