COMPARTE

La fecha conmemorativa del primero de mayo de este año tiene una connotación distinta a la tradicional celebración del día los trabajadores. Venezuela sufre la peor crisis en su historia republicana.

No existen motivos para la celebración, existen motivos solo para la protesta y el reclamo de los ciudadanos contra un  Gobierno que disfruta de la implementación de políticas que alteran su sistema socio económico tanto en lo personal como en lo familiar.

Se justifica protestar cuando el índice de desempleo ha alcanzado los niveles más elevados de nuestra historia, lo que ha traído como consecuencia la disminución de la calidad de vida de los trabajadores, cuando el seguro social no presta con calidad y excelencia los servicios a los cuales está obligado por la ley.

Se justifica protestar cuando el consumo de alimentos y medicamentos en la Venezuela de hoy están considerados como un lujo para los venezolanos dado el alto costo de los mismos, lo cual los ha llevado, según los entendidos, a la dramática disminución de peso per cápita de 10 kg.

Es necesario alzar la voz contra el Gobierno por el cierre y expropiación de empresas productoras de bienes y servicios que ha generado hambre y desempleo, contra la eliminación de los sindicatos democráticos quienes siempre lucharon por las reivindicaciones sociales de sus afiliados y que por no ser complacientes con el gobierno han sido vilmente perseguidos. Estos motivos entre otros es por lo cual ¡no se celebra, se protesta! frente a un gobierno dictatorial y tiránico que ha roto el hilo constitucional democrático en beneficio de ellos y detrimento del resto de los venezolanos.

Los venezolanos no queremos más diálogos etéreos sin resultados, queremos soluciones concretas y democráticas ya planteadas para la solución de los problemas del país.

¡Por una Venezuela libre y de los Venezolanos…. manos a la obra!

[email protected]

@ltizaguirre




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.