COMPARTE

Dayrí [email protected]

Las cifras de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete) son tan claras como alarmantes. Son el reflejo de la crisis económica que indican que 15,5% de empleos formales del comercio, servicio y transporte se han pedido.

El impacto es significativo. Se trata de sectores que emplean, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), a más del 30% de la población, que es igual a más de dos millones de habitantes.

Todo esto como consecuencia de la caída que registra el Producto Interno Bruto (PIB) por dos años consecutivos y que podría empeorar para el año 2016, junto a que “no existen políticas o planes que proteja el empleo y por eso miles quedan sin trabajo, lo que agudiza la crisis económica, la pobreza y la inestabilidad social en el país”, denunció José Antonio García, portavoz de la central obrera.

La escasez de productos importados por el descenso de la cesta petrolera, el alza del precio en artículos electrónicos, alimentos, calzados, ropa y repuestos, y la pérdida del poder adquisitivo, han originado la caída aguda de las ventas en los comercios, lo que ha generado la la reducción no menos drástica de sus puestos de trabajo. “Las tiendas se observan desoladas. Es una realidad a la vista de todos”.

En cuanto al sector transporte, agregó que la escasez de repuestos mantiene a buena parte del parque automotor paralizado teniendo como consecuencia la pérdida de miles de empleos de los afectados.  

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.