COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

No hay precedentes. Ni un solo carro ha salido de las líneas de producción de General Motors Venezolana (GMV) durante lo que va de 2016. Esta vez la crisis no da tregua con inventarios de materia prima en cero, un 2015 que cerró con la manufactura a 11% de su capacidad y un plan de reactivación de la industria promovido por el Ejecutivo que no ha dado resultados.

Sin flujo de caja la firma comenzó a tomar medidas. Una de ellas fue la solicitud de suspensión laboral de dos mil 286 personas de la nómina que fue introducida en la Inspectoría césar Pipo Arteaga de Valencia. Aún se espera respuesta. Se trata de 69% del personal que podría mantenerse en sus casas con una remuneración básica solo por 60 días, después de ese lapso el futuro sería aún más incierto, según alertó  Luis Mendoza, sindicalista de la empresa.

Durante la firma del plan de reactivación del sector en acto oficial en Miraflores el pasado 17 de marzo, la gerencia de GMV estuvo presente así como el resto de las seis ensambladoras privadas. Pero hasta ahora solo se mantiene operativa Ford Motor de Venezuela bajo el esquema de inversión de terceros en dólares, o lo que el ministro de Industria y comercio, Miguel Pérez abad, llama “romper el cochinito” para la importación de las piezas y la comercialización en la divisa extranjera en el mercado interno.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.