COMPARTE

Luis Alejandro Borrero/ @LABC7 | [email protected]

Rosa Orozco quedó del lado de afuera de la puerta de vidrio. No pudo entrar a la vicepresidencia de la República este lunes. En sus manos cargaba la mundialmente conocida y grotesca foto del asesinato de su hija: Geraldin Moreno. Otra víctima de la represión que se quedó sin representación en la instalación de la Comisión de la Verdad. La comisión que pretende llamarse ‘de la verdad’ debe perseguir un equilibrio sin dividir las víctimas, dijo la dama..

Pero fue precisamente lo que el Gobierno hizo. Inauguró una mesa de diálogo con, entre otros, el Comité de Víctimas de La Guarimba. Asegura que el culpable de las 43 muertes violentas durante las protestas antigubernamentales de 2014 es Leopoldo López. Poco se menciona que 19 de los muertos fueron producto de la acción de miembros de organismos de seguridad del Estado, como la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía Nacional Bolivariana y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Fuimos a reclamar y exigir que tuvieran un poco de delicadeza, dijo Orozco, quien acompañada de otros voceros de víctimas fueron rechazados. A mi no me invitaon, decía su pancarta.

Solo 2 de los 43 casos tiene un juicio en curso: el de Geraldin Moreno y Bassil Da Costa, recordó Orozco. La iglesia tenía que estar en la mesa de diálogo. “Esta mañana nos enteramos que el Episcopado no estaría en la Comisión”. Renunciaron a través de un comunicado, confirmó Orozco. La paz se vislumbra lejana.

Las familias de los presos políticos están expectantes. Pero eso no significa que tengan mucha esperanza. Lo confirma Jackeline Sandoval. La directora de la Fundación para el Debido Proceso (Fundepro) opinó que para que la comisión tenga frutos debe incluirse a todos los involucrados. “La verdad no puede surgir de un solo lado”. Por eso duda de los resultados.

La propia Fiscal General de la República lo reconoce. Luisa Ortega Díaz dijo en una conferencia de prensa que espera por los demás involucrados. Solo así habrá resultados, confesó. Quizá no se enteró de la presencia de Rosa Orozco debajo del edificio donde ella se reunía con el vicepresidente Aristóbulo Istúriz.

Es el Estado el responsable que no haya justicia. Sandoval insiste en que el Ministerio Público tendría que haber acelerado las averiguaciones. En busca de eso: la verdad. Pero el retardo procesal ha sido más fuerte. Si contáramos con la presencia de organismos internacionales y organizaciones independientes encontraríamos algunas verdades, sentencia Orozco.

La salud de los presos políticos sigue en emergencia. Más de 20% requiere atención médica urgente. Más recientemente, Villca Fernández quien tenía fiebre alta la última vez que Sandoval visitó su sitio de reclusión, el Sebin. Andrea González al parecer tiene Zika. Ninguno se ha atendido. Casos como el de Rolando Guevara, quien tiene tres años esperando por un cateterismo, son los que más preocupan. Su verdad es una que no da tiempo para negociaciones.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.