COMPARTE

Basyl Macías

El concejal Gerardo Ramírez acompañado por sus abogados, consignó este viernes ante el viceministerio del Sistema Integrado de Policía (Visipol) en Caracas, pruebas que incriminan a supuestos funcionarios de la Policía Municipal de Naguanagua, en delitos de asesinato y extorsión.

Ramírez fue recibido por el general de la División Edylberto José Molina Molina, recién asignado a este despacho, en procura de solicitar la inminente intervención de la PM de Naguanagua.

El edil que es presidente de la Comisión de Paz y Familiar y vicepresidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara Municipal de Naguanagua, afirmó que todo quedó al descubierto, una vez que este martes, detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) visitaron la sede del comando local, en busca de confirmar sus sospechas acerca del asesinato del comerciante Manuel Cano (30), el pasado 7 de septiembre en la urbanización Prebo de Valencia.

En este hecho se presume la participación de supuestos policías vestidos de civiles, debido a que a los atacantes de Cano y su hermano, quien resultó ileso, se les cayó un cargador rotulado con el serial “40-02”, codificación que pertenece al parque de armas de la PM de Naguanagua.

El concejal comentó que esta fue solo la punta de iceberg. “Aquí se descubre toda una red de extorsión que tiene esta policía municipal, donde se cometen crímenes y detienen a jóvenes que engañan y siembran droga; así como de atracos que se hacen dentro y fuera de la jurisdicción con la policía uniformada, y cuya red presuntamente es dirigida por el comandante de la PMN, Alexander Márquez”.

El denunciante aseguró que en las próximas horas se producirá una inminente intervención del Comando Policial de Naguanagua, así como el cambio de autoridades, ante la gravedad de los cargos por los cuales se imputa a este cuerpo policial.    

Y la lista no se detiene según el concejal del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Destacó que existen varias denuncias donde uniformados policiales timan a comerciantes y a motorizados, luego de que estos últimos son detenidos al no portar sus cascos de seguridad. “Ellos  los mandan al comando y allí les exigen 3 y 4 mil bolívares para devolverles la moto”.

Ramírez dijo que los policías municipales montan alcabalas cada quince y último de mes, para despojar de sus quincenas a humildes trabajadores de la construcción, así como a la ciudadanía en general. “Dar la vuelta en “U”, tiene su precio. Y aparte de eso los amenazan con sembrarles una pistola y droga. Y  si decomisan por ejemplo un camión de cemento, la mitad es para ellos y la otra parte la entregan a la Fiscalía”. 

Recordó que ya existen antecedentes, de operativos realizados por funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y del Cicpc, que han aprehendido a varios funcionarios policiales de esta jurisdicción por estos delitos.

Por otro lado manifestó sentirse extrañado con la actitud del alcalde de Naguanagua, ante la seriedad de estas denuncias hechas en distintos medios de comunicación en los últimos días. “Ya que Alejandro Feo La Cruz hasta ahora no ha entregado a los responsables del asesinato del comerciante Manuel Cano, a pesar de que este caso fue policialmente resuelto.”Y nos preocupa como ciudadanos que estos policías, se hayan convertido en verdaderos delincuentes uniformados”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.