COMPARTE

Heberlizeth González C. / @heberlizeth

Camionetas 4×4, armas largas y cortas, chalecos antibalas y una mente policial, son algunas de las características de al menos dos bandas que desde hace un mes supuestamente operan en la zona norte de Valencia. Recorren sus calles entre las 9:00 p.m. y las 11:30 p.m. en busca de sus víctimas. Las escogen al azar para secuestrarlas y cobrar el rescate en dólares o joyas.

La delincuencia tiene puerta franca en las noches por el patrullaje casi nulo, por esa razón la mayoría de los 18 secuestros que lleva contabilizados el investigador criminal y consultor de seguridad, José Moreno, ha ocurrido a altas horas. Las zonas más vulnerables son Prebo, El Parral,  Guataparo y la avenida Bolívar.

El 75% de los secuestros no es denunciado y pasa a formar parte de la “cifra negra” o desconocida. Es decir, 13 de los 18 plagios registrados en Valencia, no fueron denunciados a las autoridades, supuestamente por temor a que quien participó en el crimen sea el mismo que reciba el caso en un comando policial.

Extraoficialmente se conoció que la Policía de Carabobo solo tiene habilitadas dos patrullas para hacer recorridos nocturnos en Valencia, pese al plan “Cerco Policial” que implementó el gobernador Francisco Ameliach desde el comienzo de su mandato. La Policía Municipal de Valencia tiene el mismo número de unidades para el resguardo de las comunidades. Esto refleja que el operativo no funciona al 100% para mantener a los delincuentes al margen.

¿Cómo actúan?

Por lo general, no usan el mismo vehículo para no levantar sospechas. Eligen a sus víctimas por su vulnerabilidad o descuido. El atractivo son las que se desplazan en camionetas 4×4 y carros del año 2015 o 2016 (Audy, Ford, BMW), como lo demuestra el 95% de los casos ocurridos recientemente.

El contacto para negociar lo hacen desde el teléfono de la persona secuestrada. Son llamadas cortas para que se haga más difícil el rastreo.  Ese mecanismo evasivo es de policía, asegura Moreno.

En varias camionetas, cada vez son modelos diferentes, interceptan a su “presa”. Se bajan, la amenazan con pistolas Glock 9 milímetro, fusil de asalto AK-47 y escopeta, los suben y van dando “vueltas” hasta concretar la negociación con la familia. Luego los liberan en la estación de servicio Bosqueserino, conocida también como “bomba de Church’s Chicken”. Luego piden el pago en dólares (porque son menos billetes) o joyas.

¿Quiénes son?

Evidentemente, al menos un integrante, es expolicía o policía o se prestan para cometer estos actos. El perfil evaluado por el investigador criminal apunta a que los actuantes son funcionarios de seguridad.

Los otros, presuntamente, son exmiembros de las extintas bandas de “Los Expreseros del Norte” y “Los Norteños”, que, al parecer, se han aliado para conformar nuevas organizaciones delictivas, porque muchos de sus elementos fueron abatidos en enfrentamientos con las autoridades o están privados de libertad. También participarían “Los Mañongueros”.

Algunos de los supuestos integrantes son: “El Negro Cortez”, “El Italianito de la 190” y “Jean Paúl”.

Lugares elegidos

Actúan en las salidas de edificios, restaurantes o en la vía pública de diferentes zonas del norte de Valencia. Operan con mayor énfasis en Guataparo, Prebo, El Parral y la avenida Bolívar. También hay registros de dos casos ocurridos en las adyacencias de la Universidad Arturo Michelena (UAM), en San Diego.

Otras denuncias indican que en la prolongación de la avenida Paseo Cabriales, detrás de Mañonguito, hombres fuertemente armados salen del monte para cometer robo a los transeúntes. En esa zona no se han registrado secuestros, al menos de conocimiento público. Esto podría vincularse también con “Los Mañongueros”.

Casos relevantes

Aproximadamente a las 10:00 p.m. del martes, un reconocido ginecólogo y su esposa, también médico, llegaban a su casa en la urbanización Guataparo Country Club, cuando fueron sorprendidos por sujetos armados en una camioneta blanca, supuestamente rotulada con el logo de un cuerpo policial que está en todo el territorio nacional. Se los llevaron secuestrados. Pidieron dinero para su liberación y los abandonaron en Maracay.

Cerca del Centro Comercial Paseo Garibaldi en Prebo, cuatro vehículos habrían interceptado a un joven y lo obligaron a ir hasta su residencia para robar. Se llevaron joyas, dinero, objetos de valor y lo secuestraron. Lo liberaron en la estación de servicio Bosqueserino.

También una estudiante de la UAM fue secuestrada el martes al salir de clases. Fue rescatada el miércoles en Tocuyito, cerca del Mercado Mayorista, luego que funcionarios de la Policía de Carabobo fuesen alertados.  

 Recomendaciones

José Moreno, también inspector jefe jubilado de la antigua Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), recomienda mantenerse “bajo perfil”. Evitar usar carros lujosos y salir en las noches. No detenerse en los semáforos. Usar espejos retrovisores al conducir y denunciar los secuestros o robos ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) o al Grupo Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional. 

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.