COMPARTE

EFE

El papa Francisco partió este miércoles desde
el aeropuerto romano de Fiumicino con destino a Polonia
, donde estará hasta el
31 de julio, para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y
visitar los campos de exterminio de Auschwitz y Birkenau.

El vuelo de la compañía Alitalia, en el que viaja acompañado de la delegación
vaticana y de 75 periodistas acreditados, tiene previsto llegar al aeropuerto
internacional “Juan Pablo II” de Cracovia.

A la salida de su residencia en el Vaticano, la Casa Santa Marta, el papa ha
saludado a un grupo de 15 jóvenes refugiados, 9 chicos y 6 chicas de diversas
nacionalidades y que han llegado hace poco a Italia y aún carecen de
documentación para viajar.

Los jóvenes, según informó la Santa Sede en un comunicado, han sido acompañados
por miembros de la Limosnería Apostólica y han deseado al pontífice un buen viaje
y una feliz participación en la JMJ, a la que se unirán espiritualmente.

Este es el décimo quinto viaje internacional del papa argentino y el primero
que realiza al corazón de la Europa católica, aunque el motivo sea la
celebración de la JMJ.

Un viaje que comienza con luto tras el asesinato del sacerdote Jacques Hamel,
de 86 años, en una iglesia en Ruán, en Normandía (Francia), y por lo que el
arzobispo de la ciudad, Dominique Lebrun, abandonó inmediatamente Cracovia para
regresar a su diócesis.

A su llegada le esperará el presidente polaco, Andrzej Duda, y otras
autoridades, así como el arzobispo de Cracovia, el cardenal Stanislaw Dwiwisz,
para una ceremonia de bienvenida en la que no habrá discursos ya que
inmediatamente el pontífice se trasladará al Palacio de Wawel para los
encuentros oficiales y después visitará la catedral
.

En Polonia, Francisco tiene un programa repleto de actos, en los que
pronunciará 10 discursos, todos en italiano excepto uno en español, y entre los
que destacan la misa que celebrará en lugares símbolo de la tradición católica
como el santuario de Jasna Góra, en Czestochowa, sus visitas al santuario de la
Divina Misericordia y el dedicado a Juan Pablo II.

Después participará en los actos relacionados con la JMJ como el Vía Crucis, la
vigilia y la misa final con los jóvenes.

El 29 de julio, como ya hicieron Juan Pablo II y Benedicto XVI, recorrerá en
silencio los campos de exterminio nazi de Auschwitz y Bikernau, donde verá a
algunos supervivientes.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.