COMPARTE

EFE

Papeles de Panamá nunca debió ser el nombre de este escándalo que ha hecho “mucho daño” al país centroamericano y cuya temática alcanza no para una, sino muchas novelas, destacó en una entrevista con el escritor panameño Juan David Morgan.

Morgan, abogado de 74 años y socio principal de la prestigiosa firma panameña Morgan y Morgan, dijo que esos documentos nunca debieron llamarse así, y que en el libro “Los papeles de Panamá” aparece que “ese no era el nombre escogido originalmente por los periodistas del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación para bautizarlos”.

“Un nombre justo, menos dañino y más apegado a la realidad habría sido el de papeles del offshore (en el extranjero)”, indicó Morgan, que presentó en la XII Feria Internacional del Libro (FIL) de Panamá su novela “Los susurros” (2016, Planeta).

Morgan, que espera seguir combinando el ejercicio de la abogacía con las letras por otros dos años para luego solo dedicarse a la literatura, también señaló que aunque la firma de abogados cuyos archivos y documentos fueron sustraídos es panameña, “ninguno de los individuos mencionados en esos papeles es panameño”.

“Ninguno de los delitos de lavado de dinero y evasión fiscal se cometió en Panamá, ninguno de los bancos que recibieron dichos dineros era panameño y, aunque había sociedades panameñas involucradas, la gran mayoría de tales sociedades eran de las Islas Vírgenes Británicas y otras jurisdicciones”, añadió

El escándalo de los papeles abarca más de 11,5 millones de documentos del despacho panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, involucra a miles de personalidades de todo el mundo y ha levantado sospechas sobre evasión de impuestos y generado duras críticas contra Panamá.

En su novela “Los susurros”, que Morgan aclaró fue escrita “mucho antes” que aparecieran los papeles de Panamá, se narra la misteriosa desaparición del prominente empresario Ignacio De La Torre luego de publicarse una acusación en contra suya por supuesta pederastia.

Los personajes de esta obra se involucran en un baile de máscaras que pone en riesgo la estabilidad familiar y el legado del patriarca De La Torre, y en el que también destacan enmarañadas transferencias de dinero, “fraudes fiscales” y “telarañas financieras”.

Morgan dijo que “Los susurros”, que es “novela negra”, “plantea una realidad: las telarañas financieras para ocultar fondos, por la razón que fuere (y en el caso de la novela el propósito no era lavar dinero) han ocurrido y seguirán ocurriendo en este mundo de tecnología globalizada”.

En cuanto a si el escándalo de los papeles da para una novela, el autor de “Entre el honor y la espada” (2013, Planeta) y “El silencio de Gaudí” (2007, Ediciones B – Grupo Zeta), afirmó que “sí, para varias”.

“Ya han aparecido libros sobre el tema, escritos más como novelas que como reportajes periodísticos, y entiendo que se está filmando también una película. Cuánto aguantará el tema antes de pasar de moda, está por verse”, expresó.

De otro lado, Morgan adelantó que trabaja en una novela histórica que es el género al que, dijo, se ha dedicado con “mayor intensidad”, que será “más amplia, abarcadora y más contemporánea de las que ha escrito hasta ahora”.

También destaco que tiene en proyecto otra de ficción que girará en torno a la importancia de la cultura en el avance de los países subdesarrollados.

La XII Feria Internacional del Libro (FIL) de Panamá, con autores de 16 países de América y África, y Estados Unidos como invitado especial, arrancó el martes pasado y ofrecerá hasta el próximo domingo una amplia programación que incluye talleres, foros que van desde ambiente hasta comercio, un espacio dedicado a los niños, además de obras de teatro y musicales.

A la actividad, que se desarrolla en el centro de convenciones Atlapa, asisten autores de países como Colombia, Cuba, Chile, España, Guatemala, México, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, Reino Unido, Venezuela y Marruecos. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.