COMPARTE

Dayrí Blanco/ @DayriBlanco07

Esta mañana la alarma no funcionó. Sin electricidad no lo haría. Pero no hizo falta. A las 5:30 a.m. Laura se despertó, justo al apagarse el aire acondicionado, y los rumores que comenzaron a correr durante el fin de semana se confirmaron. Ya no solo tendría que hacer el almuerzo antes de lo usual debido al corte no programado que aplica Corpoelec en su comunidad desde las 12:00 del mediodía a las 2:00 p.m., desde este lunes también debía hacer sus labores cotidianas antes del amanecer porque el racionamiento eléctrico se duplicó a dos bloques de 120 minutos cada uno, lo que es igual a 100% de incremento. La crisis no cesa.

Carabobo sigue figurando como el segundo estado del país con mayores interrupciones. Representa el 13% nacional con 260 megavatios (MW) al día de los dos mil MW que se intentan ahorrar diariamente.

Se trata de suspensiones del servicio hechas sin previo aviso. Desde Corpoelec aún no se ha admitido que existe un plan de racionamiento, solo informan en su cuenta twitter de fallas, averías y trabajos de mantenimiento que no se corresponden con la realidad.

Aún sin publicación de un cronograma ya en cada sector de la entidad sus habitantes conocen a que hora durante el día se prescindirá de electricidad. En mi casa se va la luz de 4:00 p.m. a 6:00 p.m., le comentó Almilcar López, quien vive en El Trigal,  a su compañero de oficina Pedro Morán, quien le respondió que su esposa le ha comentado que a diario cortan el servicio de 11:00 a.m. a 1:00 p.m. en su apartamento de Naguanagua. Todos los días a la misma hora. Pero ahora deben sumarle otro bloque de dos horas.

CRISIS CRECIENTE EN CARABOBO

Pero los números irán incrementándose negativamente mientras el Guri disminuya. Al llegar a la temida cota 240 metros sobre el nivel del mar (msnm) serán 650 MW los que se racionarán en Carabobo que es igual a 33% de la demanda nacional  y que afectará a 902 mil 778 habitantes con bloques de interrupciones eléctricas de 24 horas.

A partir del 15 de marzo se intensificó este plan en 20 estados del país con una afectación de 900 mil hogares que equivale a 4,5 millones de habitantes.

MEDIDAS INSUFICIENTES

Ni las precipitaciones recientes han sido suficientes. Solo han permitido bajar la caída de la pendiente del embalse Guri de 15 centímetros al día a nueve. Pero en realidad no hay ahorro. De acuerdo a las versiones oficiales, según el funcionario que declare, se hace vender un ahorro que no es otro que la consecuencia de seguir racionando cada vez más energía, y a juzgar por los cálculos del especialista en materia eléctrica, ingeniero José Aguilar, todavía las lluvias se mantienen por debajo del promedio histórico para un mes de abril.

Aunque es positiva la reincorporación al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) de las unidades 8 (400 MW) y 12 (600 MW) de la sala de máquinas 2, por tratarse de un incremento de la oferta, el efecto  no se hace efectivo para reducir los racionamientos debido a los críticos volúmenes del embalse.

Lo más grave de todo es que aunque desde el Ejecutivo se haya anunciado que el periodo de lluvias arranca el 15 de abril en el país, la crisis continuará porque los problemas de Corpoelec son estructurales. Las termoeléctricas están trabajando a 36,93% de su capacidad y si llueve por debajo del promedio el embalse no se recuperaría lo requerido, “Seguiría la crisis con el peligro de que no solo se mantendrá en 2016 sino que se adentrará hasta 2017”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.