COMPARTE

¿Puede ser la arepa la bandera
gastronómica de Venezuela? ¿Cómo se envasa la sazón de un sentimiento nacional?
¿Qué sabor añoran los emigrantes venezolanos? ¿Qué necesita un emprendedor para
ponerle código de barra a su receta? El cocinero Sumito Estévez propone en un libro
una metodología para convertir la cultura culinaria en una marca-país que identifi­que
a todo un pueblo y sea exportable.

Este no es un libro de recetas. O
sí: es un libro para cocinar la simbología de un país. La comida, ese acto de civilidad,
es también un motivo de celebración en este manual para soñadores
gastronómicos.

“Este libro trata de cómo seguir
una metodología para cohesionar colectivos alrededor de la celebración de sus
virtudes intangibles, y lograr con ello la sinergia que lleva a que una calle o
una ciudad o un país sean reconocidos, emulados y celebrados. Todos queremos
que nos reconozcan por nuestras bondades y, por el contrario nadie desea
conscientemente sentirse feo”, dice el autor.

Sumito Estévez es cocinero autodidacta,
formado en fogones de otros grandes cocineros autodidactas. Es fundador del
Instituto Culinario de Caracas y del restaurante-escuela Instituto Culinario y
Turístico del Caribe en Margarita, figura del canal elgourmet.com, columnista
de varios medios de comunicación, conductor de un micro de radio, autor del
libro Diario de un chef y creador de la fundación Fogones y Bandera, un
programa para acompañar emprendimientos gastronómicos familiares.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.