(Foto cortesía)
COMPARTE

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) juzgará, por primera vez en su historia, la denuncia de una venezolana por un caso de violencia contra las mujeres que incluye violencia sexual, así como la re-victimización y discriminación en la investigación llevada a cabo por las autoridades venezolanas.

Cuando tenía apenas 18 años de edad, Linda Loaiza fue privada de su libertad el 27 de marzo de 2001 por su agresor. Durante su cautiverio, fue mantenida en condiciones inhumanas, abusada sexualmente, golpeada y amenazada de muerte. Después de tres meses, Linda Loaiza logró escapar. A pesar de que su cuerpo presentaba indicios que había sido torturada, fue revictimizada a través de un proceso judicial que estuvo plagado de irregularidades y estereotipos de género.

En marzo de 2015, en una audiencia ante la CIDH, Linda Loaiza expresó tristeza por haber tenido que apelar a instancias internacionales luego de agotar todos los recursos en el país y no recibir respuestas satisfactorias. A su regreso a Venezuela, señaló que esperaba que su caso fuera enviado a la Corte Interamericana.

Linda Loaiza ha sido representada ante organismos internacionales por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil),  el Comité de Familiares de las Víctimas de Febrero y Marzo de 1989 (Cofavic) y en instancias nacionales por el abogado Juan Bernardo Delgado.

Quince años después de los hechos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó el miércoles 2 de noviembre de 2016 a Linda Loaiza y a sus representantes que se había remitido su caso al Tribunal Interamericano con sede en Costa Rica.

“El día de hoy, doy gracias a Dios, mi familia, Cejil, Cofavic, y a mi abogado Juan Bernardo Delgado, que mi caso haya llegado a la Corte IDH”, dijo Linda, “Este paso no es sólo importante para mí, es importante para las mujeres venezolanas y latinoamericanas. Yo quiero ser reconocida en la sociedad por las batallas y luchas que he dado a favor de las mujeres y no por los hechos atroces de los cuales fui víctima. Quiero sentar jurisprudencia en casos de violencia de género y garantizar que no haya repetición”.

Linda no contó con un acceso a la justicia en condiciones de igualdad y fue víctima de un marco discriminatorio por su condición de mujer que se reflejó en una denegación de justicia en su caso.

La decisión que tome la Corte Interamericana podría ser una decisión histórica en materia de violencia contra las mujeres y la discriminación a la que frecuentemente se enfrentan al acceder a la justicia. La misma podría sentar las bases para que Venezuela lleve a cabo cambios estructurales en las leyes, políticas públicas y administración de justicia en cuanto a la prevención y sanción de violencias contra la mujer en Venezuela. Así se saldaría la deuda judicial pendiente en el caso de Linda y en el caso de miles de otras mujeres venezolanas que son victimizadas y atacadas cuando intentan alzar su voz.

Cofavic.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.