(Foto EFE)
COMPARTE

Miles de manifestantes vinculados a centrales sindicales y movimientos sociales volvieron a ocupar las calles en al menos 14 de los 27 estados de Brasil para protestar contra el plan de ajuste fiscal del Gobierno de Michel Temer.

Las protestas se realizaron de forma pacífica en la mayor parte de las ciudades sin presentarse graves alteraciones en el orden público, salvo el corte de vías y la paralización de algunos servicios públicos en los estados de Río Grande do Sul y Pernambuco.

En Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, los sindicatos se concentraron en distintas zonas de la capital del estado homónimo contra la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC 241), donde se recoge el techo de gasto público propuesto por el Gobierno de Temer con el que espera equilibrar las cuentas del país.

Aprobada el pasado 25 de octubre en la Cámara de Diputados, la PEC 241 limitará los gastos públicos durante las dos próximas décadas y los supeditará a la inflación del año anterior.

En Río de Janeiro, cientos de personas ocuparon la céntrica Avenida Río Branco para mostrar su rechazo contra el techo de gasto y también contra los recortes impuestos por el Gobierno del Estado, que a mediados de este año, poco antes del inicio de los Juegos Olímpicos, se declaró en “calamidad financiera” (quiebra).

Más tensión se vivió en Porto Alegre, capital de Río Grande do Sul, estado también en situación de “calamidad financiera” decretada por su Gobierno hace tres días, donde hubo piquetes y bloqueo de avenidas y carreteras con quema de neumáticos que provocaron grandes congestiones en el tráfico.

En la pernambucana Recife se paralizaron algunos servicios y un grupo de manifestantes ocupó algunos establecimientos públicos y carreteras federales.

Un grupo de 5.000 personas, según datos de los organizadores, protestaron en Fortaleza, capital del estado de Ceará, en una de las manifestaciones más numerosas del día, mientras que en Salvador participaron estudiantes y funcionarios públicos frente a la rectoría de la Universidad Federal de Bahía.

La PEC 241 incluye además otro tipo de reformas específicas para el sector educativo, con especial énfasis en la enseñanza media.

Los sindicatos también se reunieron en el centro de la capital de Minas Gerais, Belo Horizonte, donde montaron barracas en la Plaza de la Estación para realizar una asamblea pública.

Hasta el momento, también se han producido manifestaciones en los estados de Amazonas, Espírito Santo, Goiás, Maranhão, Piauí, Sergipe y Río Grande do Norte.

Las organizaciones sociales temen que este paquete de medidas reduzca notablemente la inversión durante los próximos 20 años en salud, seguridad pública y programas sociales, además de en educación.

Esta no es la primera vez que se producen en Brasil este tipo de movilizaciones contra el límite de gasto público ya que el pasado 24 de octubre hubo una jornada maratoniana con protestas en al menos 15 estados federales, actos que está previsto que se repitan este domingo.

La PEC 241 requiere todavía de la aprobación del pleno del Senado, donde requerirá de al menos 49 de los 81 sufragios de la institución en las dos votaciones a las que volverá a ser sometida.

La primera de ellas está prevista para el 29 de este mes, mientras que la segunda se producirá previsiblemente el 13 de diciembre.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.