Un mosquetero era un soldado de infantería armado con mosquete que apareció en el siglo XVI y combatió en los ejércitos europeos por dos siglos, siendo sustituidos en el siglo XVIII por soldados armados con fusiles de avancarga.
El soldado de caballería armado con mosquete se denominó en principio mosquetero a caballo, para pasar con el tiempo a denominarse dragón.
La designación tradicional de “mosquetero” sobrevivió en el Ejército Imperial alemán hasta la Primera Guerra Mundial.

MOSQUETEROS EN LOS TERCIOS

Durante la primera mitad del siglo XVI había soldados armados con mosquetes, un arma de fuego de avancarga con llave de mecha de mayor calibre y potencia que el arcabuz, que se empleaban en la defensa y ataque de plazas fuertes. Con el tiempo, se creó la especialidad de mosquetero como soldado de infantería, usando su arma, de gran peso, apoyada sobre una horquilla, combatiendo junto a piqueros y arcabuceros en los campos de batalla.
Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, III Duque de Alba, como capitán general del ejército de Flandes ordenó la incorporación de 15 mosqueteros en cada compañía de infantería española en 1567, y desde esa fecha, hasta la reforma del sistema militar de la Casa de Austria con el advenimiento de los Borbones bajo el reinado de Felipe V de España, el mosquetero fue una de las especialidades de infantería de los tercios, momento en que fueron sustituidos por los soldados armados con fusil y bayoneta, tanto de ánima lisa, como de ánima rayada, con llave de chispa.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.