El manager Omar López reconoció el golpe anímico de la eliminación./Foto: Lvbp.com

Los Caribes de Anzoátegui de Venezuela parecían bien encaminados a la final de la Serie del Caribe 2018 el miércoles por la tarde, cuando tenían ventaja de 4-0 sobre los campeones defensores Criollos de Caguas (Puerto Rico) con un out la primera parte del sexto episodio.

Pero después de que al abridor de los “orientales”, Daryl Thompson, se le llenaron las bases, Néstor Molina (quien había iniciado por Venezuela el domingo y venía como relevista el miércoles), permitió un jonrón de Anthony García que empató el partido.

De ahí en adelante, la ofensiva boricua produjo dos carreras más ante el relevo venezolano para finalmente eliminar a los Caribes y ganarse el derecho de defender su cetro caribeño en la gran final del jueves.

“Como manager, tanto en Venezuela como Estados Unidos, ésta es una de las derrotas más difíciles para mí, más duras de mi vida, que me ha costado aceptar”, dijo Omar López, dirigente de los Caribes. “Pero como hombre tengo que hacerlo, como ser humano. Teníamos un fuerte deseo por nuestro país, de darle un poquitito más de alegría por unos días más. Pero así lo quiso Dios y él es quien controla el destino. No era para nosotros”.

Parecía todo lo contrario hasta aquella sexta entrada, gracias a un pitcheo brillante de Thompson en 5.1 innings y una ofensiva encabezada por René Reyes, Alexi Amarista y Nuiman Romero. Pero como ha sido el caso durante todo este torneo, tronaron los bates puertorriqueños a la hora buena.

“Este es un parque complicado”, dijo López, cuyo equipo terminó con récord global de 2-3 en este Clásico Caribeño, con efectividad colectiva de 5.52 y siete jonrones permitidos. “No podemos cometer errores a nivel de ejecución de pitcheos. Teníamos el juego en nuestras manos, pero no pudimos localizar un pitcheo en el que Anthony García pudo devolverlo prácticamente a Puerto Rico. Posteriormente, no pudimos detener la ofensiva de ellos”.

Por segunda vez en igual número de oportunidades desde el 2015, los Caribes dirigidos por López fueron derrotados en la ronda semifinal de la Serie del Caribe. Sin embargo, el capataz afirmó que se va con la frente en alto, complacido con el esfuerzo de sus pupilos en el terreno de juego.

“No hubiese hecho nada diferente. Estoy 100% seguro de lo que hago”, dijo López, quien lleva marca de 6-4 en sus dos Series del Caribe como manager.

“Para mí, tomé las decisiones que tenía que tomar. Por lo que sí me voy contento para mi casa es que estos muchachos siempre me dan lecciones de vida y dieron todo por el todo por el país de nosotros”.

 

Con información de LasMayores.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.