Foto: www.elnuevoherald.com

Desde sus albores, los Mundiales de Fútbol de la FIFA han generado pasiones a granel. No solo dentro del campo con épicas batallas con desenlaces que van desde lo dramático hasta llegar al éxtasis de júbilo. Pero el impacto global que produce este tipo de eventos va más allá de las líneas de cal, convirtiéndose en todo un fenómeno social cada cuatro años. En ocasiones, incluso mucho antes de ese lapso.

Junto a las canciones y los logos, uno de esos elementos distintivos de las Copas del Mundo vienen a ser las mascotas que, si bien no fueron instauradas hasta la edición de 1966, con el paso del tiempo se han convertido en un factor clave en cuanto a la promoción y difusión de la referida competencia.

Comenzando con el león Willie de Inglaterra 1966 hasta llegar a Rusia 2018 y su lobo Zabivaka, muchos son los detalles detrás de todas estas creaciones, cada una con sus particularidades pero con el mismo objetivo: resaltar, de la mejor forma posible, la idiosincrasia del país anfitrión.

Regularmente, el diseño de la mascota hacen alusión el vestuario, características, costumbres, flora, fauna o comidas típicas del país anfitrión. Anteriormente, desde 1930 hasta 1962, los mundiales únicamente contaban con logos. Para darle más vistosidad, alegría y promoción a la competencia, se crearon las mascotas.

Las mascotas son representantes del torneo y alegran el ambiente de los estadios. Se transforman en una expresión cultural de cada nación escogida como sede. Todo esto, sin dejar a un lado el tema económico, tan pertinente como necesario en nuestros tiempos en los que la generación de ingresos por publicidad y mercadeo son un tema a la hora organizar un evento de grandes magnitudes.

Willie, el precursor (1966)

El león Willie fue la primera mascota en los mundiales./Foto: goal.com

Willie inició la tradición. Es un león vestido con camiseta azul, blanca y roja, que son una figura y los colores de la bandera del Reino Unido. La pionera de las mascotas mundialistas fue creada por Reg Hoye, un ilustrador que solía trabajar creando los dibujos de los famosos libros de Enid Blyton. Para ese entonces, Hoye ideó cuatro modelos tentativos, un niño y tres tipos diferentes de león. Como curiosidad, se menciona que la fecha de ‘nacimiento (no de creación) del personaje es el 11 de enero de 1931.

-o-

Juanito, México 1970

 

Goal.com

‘México 70 también fue precursor en este sentido, pues Juanito, fue la primera ocasión en que la mascota fue representaba por un ser humano. Específicamente, era un niño vestido con el uniforme de la selección mexicana y un sombrero. Teniendo como parte de su esencia reflejar el juego limpio (Fair Play), el personaje tuvo una pequeña ventaja sobre su antecesora en cuanto a términos de difusión, pues la edición en tierras aztecas fue la primera televisado en todo el mundo, lo que potenció enormemente su exposición. La escogencia de su nombre no fue casual, ya que, en todo el mundo, sobre todo en el anglosajón, Juan es el nombre por antonomasia de los mexicanos. Su fecha de nacimiento, el 5 de mayo de 1959.

-o-

Tip Tap, Alemania 1974

Fot: Pintrest

Alemania, otro de los gigantes del fútbol mundial a nivel histórico fue el encargado de albergar la Copa del Mundo en 1974 y, al menos en cuanto al concepto de la figura alegórica, mantuvo la tónica de México al escoger un niño como su mascota, aunque no fue una sola sino dos a las que llamaron “Tip y Tap”. Fue una pareja de infantes futbolistas con la camiseta blanca alemana y la sigla WM (Weltmeisterschaft), que significa Copa del Mundo en idioma teutón. Como dato anecdótico, la cabeza de Tap tiene forma de salchicha, el alimento alemán por excelencia. Con la elección de dos personas se quiso representar las dos Alemanias, por aquel entonces (y por quince años más), todavía separadas. Sobre el nombre, hace referencia a un juego llamado Tip-Top, popular en Alemania, que llevaban a cabo los niños antes de jugar al fútbol para escoger a sus jugadores.

Gauchito, Argentina 1978

Foto: Goal.com

El turno para Sudamérica llegó por primera vez en el 78 teniendo como sede Argentina y a “Gauchito” como su mascota. Prosiguió la tendencia de escoger humanos, ésta vez un niño futbolista argentino ataviado con uniforme albiceleste aunque la indumentaria fue complementada con la típica del gaucho confirmada por pañuelo, sombrero, látigo y rastra. Su autor fue el dibujante Néstor Córdoba, perteneciente al popular estudio gráfico de Manuel García Ferré, donde nacieron numerosos y populares personajes de dibujos animados en esa época. Un aspecto que tal vez ha pasado por debajo de la mesa para mucha gente está relacionado con lo comercial, y es que tanto las botas como la camiseta llevaban logotipos de la marca alemana Puma, un detalle no menor si se tiene en cuenta que la todopoderosa FIFA, ya para entonces mantenía una estrecha relación con Adidas, principal rival de la marca del felino.

Naranjito, primera fruta como mascota (España 1982)

Foto: frezague74

El Mundial se fue al Viejo Continente con España 1982 y a nivel interno se dio cierto revuelo por la opción seleccionada. Ni niños ni animales, la mascota en tierras ibéricas fue una fruta: Naranjito. Creado por los publicitarios María Dolores Salto y José María Martín Pacheco, en Sevilla, asombró, pues se esperaba que la cita eligiera figuras más tradicionales como toros o flamenco. Los españoles eligieron una naranja (fruto típico en Valencia y Murcia), vestida con la camiseta de la selección española.. El estudio publicitario recibió un millón de las pesetas de entonces por el trabajo. A nivel de mercadotecnia, fue explotado ampliamente, al punto de originarse para aquellos tiempos una serie de dibujos animados protagonizada por esta naranja con uniforme de la selección española: Fútbol en acción.

Pique, México 1986

Foto: soyreferee.com

En el segundo Mundial organizado por México en 1986 (tras la renuncia de Colombia por inconvenientes logísticos y organizativos), la línea siguió al elegirse a Pique, que ejemplificaba un chile jalapeño, ingrediente típico en las comidas junto a dos detalles tradicionales del país, el sombrero de mariachi y el gran bigote. Pique, al igual que su antecesor, Juanito, usaba los colores nacionales en su uniforme y siempre estaba acompañado por su pelota de fútbol. Sus orígenes tienen un velo de singularidad y misterio al desconocerse a ciencia cierta quién fue el autor de la obra, ya que el Comité Organizador encargó un concurso en 1983 y presentó a la mascota ganadora, pero no a su creador.

Ciao, Italia 1990

Fot: sandugreem.blogsport.com.es

Al hablar de polémicas en cuanto a mascotas hay que mencionar la del Mundial Italia 90, “Ciao”. El cambio fue radical y esta vez no hubo ni niños, ni animales, ni productos hortofrutícolas sino unos cubos de colores de la bandera italiana en forma del cuerpo de un futbolista y un balón por cabeza. Las principales críticas centraron su argumento en que era poco productivo o no acorde para este tipo de competencias la utilización de un objeto inanimado. Incluso no poco la tildan como la peor mascota en la historia de los mundiales.  Ciao es una palabra que sirve para saludar y despedirse en tono informal en italiano.

Striker, USA 1994

Foto: Futbol Sapiens

Para Estados Unidos 1994, 28 años después se volvió al tema de los animales con “Striker”, un perrito vestido con los colores de la bandera estadounidense y que, en el plano deportivo, es una de las formas en inglés para designar a un delantero o atacante. Striker simboliza la fidelidad y el trabajo. Sin llegar a ser una de las mascotas más icónicas de la historia, supuso un aporte de oxígeno tras Ciao y tras varios mundiales protagonizados por vegetales y niños. Su proceso creativo tuvo resonancia además al salir de los estudios de la gigante Warner Bros.

Footix, Francia 1998

Foto: Pintrest

Francia 1998 también apostó a un animal. Footix fue un antropomorfo, pero esta vez sin estar vestido de futbolista, lo cual fue una novedad. Footix es un gallo, uno de los símbolos de dicha nación y presente en el escudo de la selección gala. Su diseño se adentra en el modernismo con un modelo en dos colores (cuerpo azul y cabeza roja). Por primera vez vemos un nombre nacido de la composición de dos conceptos: ‘Foot’ por football y la terminación -ix, como guiño a otro de los símbolos del país vecino, Astérix el galo. Salió del estudio de diseño de Fabrice Pialot, ganó un concurso a nivel nacional aunque para ese momento sin nombre. Éste se eligió en una encuesta en la que participaron 18.500 franceses. Como curiosidad, la palabra Footix se ha convertido en adjetivo en Francia y designa a aquellos aficionados casuales que sólo muestran entusiasmo en grandes eventos o cuando el equipo de turno gana algún título, así como aquellos que acuden a los estadios y, en lugar de animar, pasan la mayor parte del tiempo criticando a su propio equipo.

Japón-Corea 2002 y su visión futurista

Foto: Getty Images

Lo que ya se asomaba en Francia, terminó de cristalizarse y hacerse realidad en la siguiente parada: Japón-Corea 2002, una cita que, si se tiene que definir de alguna manera, no puede usarse otro calificativo que revolucionaria. Al menos en cuanto a mascotas lo fue. El futurismo y evolución llegó con los llamados “Spheriks: Ato, Kaz y Nik”, tres extraterrestres provenientes del planeta imaginario Atmozone inspirados en el mundo del cómic. La Copa del Mundo viajó a Asia, donde todo es diferente. Ato, el amarillo, es un entrenador de atmoball, un deporte muy típico en el planeta Atmozone y muy parecido al fútbol. Kaz es el morado, mientras que Nik es de color azul. Kaz y Nik son enviados por Ato a Corea del Sur y Japón, respectivamente, para velar por la disputa de un Mundial con fair-play. Los nombres fueron elegidos a través de una votación en Internet y en los restaurantes McDonald’s de los países anfitriones.

Goleo VI y Pille, Alemania 2006

Foto: esto.com.mx

Alemania tuvo el honor de organizar la máxima cita por segunda vez en su histórica y contrario a su primera oportunidad, ahora se decantaron por hacer una combinación animal-figura.  Goleo VI, fue un león con la camiseta alemana que siempre estaba con un balón parlanchín llamado Pille. Salido de la factoría de Jim Henson, crearlo costó 250.000 euros. Fue presentado en noviembre de 2004 nada menos que por Pelé y Beckenbauer y su nombre es un juego de palabras entre la interjección inglesa go! (¡vamos!), la palabra ‘gol’, el muy español ‘olé’ y el nombre del animal. l igual que la de Italia 90, fue una de las obras más criticadas de la historia y las razones fueron numerosas así como la índole de sus detracciones, desde el empleo del león (animal más asociado a su rival deportivo Inglaterra) hasta que no llevara pantalones. Tan poca acogida tuvo esta selección que, la empresa poseedora de los derechos de comercialización de productos de Goleo VI se fue a la bancarrota debido al escaso éxito del león.

Zakumi, Sudáfrica 2010

Sudáfrica 2010 significó novedad y una tendencia marcada de la FIFA por la globalización. Con el Mundial sudafricano llegó una mascota clásica en cuanto a concepto pero perfectamente ejecutada. Zakumi es un leopardo con el pelo verde (para representar así los colores de la selección anfitriona) que, a diferencia de otros animales, viste un uniforme de futbolista neutro. Su nombre también está formado por dos conceptos: ‘ZA’ son las siglas oficiales (también el dominio en Internet) de Sudáfica (procede del nombre del país en afrikaans: Zuid Afrika) y ‘kumi’ es una voz que significa ‘diez’ en diferentes lenguas africanas. Zakumi es la obra del diseñador Andries Odendaal. Tuvo su propia serie de dibujos animados, Kung Fu Zakumi, y también su propia polémica: fue muy criticado que los peluches de Zakumi se fabricaran en China (por contrato de algo más de 100 millones de dólares), cuando hubiera sido deseable que se fabricaran en la propia Sudáfrica.

Fuleco, Brasil 2014

Foto: Archivo

38 años debieron pasar para que la mayor fiesta del balompié regresara a América del Sur, a la que tal vez se muestra como la selección más universal de todas, Brasil. En 2014 el balón rodó al ritmo de la samba y a nivel de mascotas se mantuvo una línea continuista con lo anterior a través de “Fuleco”. Se trató de un armadillo brasileño de tres bandas, una especie en peligro de extinción y endémica de Brasil. Debe su nombre al fútbol y a la ecología. Este nombre fue elegido por mayoría aplastante y nació en la ecorregión de Cerrado, un ecosistema del país sudamericano, y al igual que su predecesor, viste camiseta blanca y pantalón verde.  Una señal inequívoca de su adaptación a las nuevas tendencias fue el hecho de ser la primera mascota con perfiles en Facebook y en Twitter.’

Zabivaka animará la fiesta rusa en 2018

Foto: Fifa.com

Y llegamos al fin de la cadena por ahora. Ya faltan pocos días para que el mundo entero vuelva a paralizarse con otra cita, Rusia 2018, que seguirá la estela con la escogencia de un animal como mascota con Zabivaka.  Es un lobo que aparece vestido con una camisa blanca y azul con las palabras Rusia 2018, pantalón corto rojo y portagafas deportivas color naranja. La combinación de su uniforme blanco, azul y rojo son los colores de la selección rusa. Los resultados de la elección fueron anunciados el 22 de octubre de 2016 en el programa “Evening Urgant”, en la primera cadena de televisión rusa.

El lobo obtuvo el 53% de los votos, superando al tigre (27%). Más de 1 millón de personas participaron en la votación, que tuvo lugar durante septiembre de 2016 en las plataformas de la FIFA. La diseñadora de Zabivaka o “pequeño goleador” es la estudiante Ekaterina Bocharova.

 

Video Fifa

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.