Las películas del género “caninos en el cine” son realmente diversas, entretenidas y sensibles, cuyas historias pueden contar con un perro en un papel estelar o simplemente, reunirse a varias razas en un titulo, formándose en torno a ello una amplia filmografía, paralelamente hay un gran número de estrellas caninas, que a lo largo del tiempo han inmortalizado una imagen, una raza y nombre.

Gustavo Velutini Luning

@cinefilo50

 

Por lo pronto este género cinematográfico fue noticia con el estreno de ““A Dog’s Way Home” y ahora lo es nuevamente con “La Razón de estar contigo: un nuevo viaje” (“A Dog’s Journey”), siendo la continuación de la exitosa y entrañable historia de “La razón de estar contigo” (A Dog’s Purpose”), del año 2017, películas basadas en dos libros del autor W. Bruce Cameron.

La novela “A Dog’s Purpose” se publico en 2010, convirtiéndose en un gran éxito, por su enfoque tierno, conmovedor y humorístico de lo que nuestras mascotas, en este caso los perros,  piensan de nosotros y por qué realmente están allí.

El libro en cuestión paso a ser el número de uno de ventas de tal año, consiguiendo ser traducido a 20 idiomas.

Un éxito que motivo a su autor a publicar una secuela, que llamo “A Dog’s Journey”, que fuera publicada en el 2012.

En vista de que ambos textos lograron ser líderes de venta, varios productores de cine se interesaron en convertirlas en películas, a lo que W. Bruce Cameron acepto, a tal punto que se involucro en el guión tanto del primer y segundo film, este último lo co-escribió con Maya Forbes, Cathryn Michon y Wallace Wolodarsky.

 

De la primera a la segunda “razón de estar”…

 

El eje principal de estos libros y de las películas, es como W. Bruce Cameron supo jugar con los tiempos de un canino, al suponerse que estos pueden volver una y otra vez, con el propósito de seguir al lado de su dueño, claro está, si hay empatía y la real necesidad de estar cerca por un detalle o misión por cumplir.

El perro de “La razón de estar contigo”  (primer libro y film) vive cuatro vidas y regresa en cuatro razas diferentes, convirtiéndose en un perro infatigable a través de los años.

El perro llega la familia Montgomery, tras ser rescatado por los padres de Ethan.

 

Es así como el cachorro Golden Retriever, a quien llamaran Bailey, se convierte en la mascota inseparable del pequeño Ethan, conciliándose entre ellos una amistad para toda la vida.

Será entonces cuando Bailey, entiende que su destino es el acompañar a Ethan, por siempre y para siempre (algo quetermina de completarse, en la segunda parte).

 

Ethan crece, va a la universidad, regresa, se casa y se convierte en padre. Cuando es apenas un adolescente, ve como Bailey se muere.

Será entonces cuando este noble y especial canino, va falleciendo y regresando a la vida, en cuyos tránsitos Bailey buscara hacer feliz a quienes cuidan de él, pero olfateando en todo momento el camino que le permita regresar con Ethan, sin importar las vidas pasen.

Bailey renace en el cuerpo de Ellie, una ovejera alemana K-9 (socorrista del Departamento de Policía de Chicago), luego es llamado Tino, en un Corgi y posteriormente regresa a la vida, en la raza de un San Bernardo y Ovejero australiano, a quien llamaran Buddy. Bajo este último aspecto Bailey, conseguirá regresar a la vida de Ethan, donde este último sabrá que su querido perro de su infancia y adolescencia, está de regreso.

En vista del éxito de esta película de corte familiar como por la taquilla recaudada, las firmas involucradas en la producción de “La razón estar contigo”, lideradas por DreamWorks, Walden Media, Amblin Entertainment, Reliance Entertainment y Pariah Entertainment Group, optaron por rodar la secuela, “La Razón de Estar Contigo, un nuevo viaje”, contando con dos nuevos socios, Alibaba Pictures y Universal Pictures, en la asistencia de la co-producción ejecutiva.

“La Razón de Estar Contigo, un nuevo viaje”   vemos como el noble Bailey vive al lado de Ethan y su familia, en la granja que tienen por hogar.

 

La familia ha crecido, porque Ethan y su esposa tienen una nieta, llamada CJ, pero la madre de la pequeña decide iniciar vida independiente al lado de su hija, marchándose, sin dejar una dirección. En ello, Buddy o mejor dicho Bailey, enferma y debe ser dormido, pero la en triste despedida, Ethan le dice Bailey, regresa y cuida de CJ.

Siendo este el punto de partida de la historia de película, donde este perro incansable, tendrá tres vidas y podrá hallar y cuidar de la nieta de Ethan.

Bailey sabe que ha cumplido su nueva misión, lo mejor, el  reencontrarse con Ethan, y con ello, el poder ejecutar su juego favorito, una vez más.

Un film cargado de emotividad, porque  el film habla de la vida real, al mostrar a una mujer que se queda viuda demasiado joven, o sea Gloria, y a su vez, ella no sabe asumir la maternidad por el hecho de vivir para si misma. Mientras su hija crece en soledad y desamor total.

A pesar de ello, esta solitaria niña-mujer tiene el valor de independizarse, a pesar de las dificultades del día a día. Para finalmente entender que estuvo abrigada por un perro especial, de tres razas diferentes.

Es así como Bailey aparece en la vida de CJ, bajo los nombres de Molly, Perrote y Max.

 

 

Esta continuación es realmente un melodrama, con toques de aventura de índole canino, de sentimientos reencontrados como de dolorosas pérdidas, marcando cada imagen y por supuesto el final de la cinta.

Bailey as Buddy, a Great Pyrenees Mountain Dog (voiced by Josh Gad), in A Dog’s Journey, directed by Gail Mancuso.

“La razón de estar contigo” del 2017, fue mucho más aventura, porque la historia seguía las diferentes vidas de Bailey, hasta que finalmente regresa a Ethan, ya en su etapa de adulto.

Estas dos historias de ficción, ratifica que los perros son los mejores amigos del hombre.

Los filmes están  narrados por Bailey, desde su mundo interior, quien aprende y entiende el significado de su existencia; cuyo propósito es dar alegrías y consuelo, de ahí que muera y regrese, para estar junto a Ethan y CJ.

Esta nueva razón de vivir, cuenta con las actuaciones Marg Helgenber (como la esposa de Ethan), la pequeña Abby Ryder Fortson (como Cj, adolescente), Ian Chen (como el pequeño Trent), Betty Gilpin, Daniela Barbosa, Henry Lau (asume a Trent, adulto), Kathryn Prescott (como CJ, adulta), Johnny Galecki, y con ellos Dennis Quaid,  quien regresa para interpretar al gran Ethan, todos bajo la dirección de Gail Mancuso.

 

 

De Rin Tin Tin a los repartos grupales

 

Si los actores consiguen hacerse grande dentro del negocio del cine, igualmente los animales o mascotas domésticas, existiendo dentro de la Historia del Cine un interesante capítulo, en este caso, de los caninos que han logrado una importante figuración, hasta el punto ganarse el título de estrellas indiscutibles, muy especialmente en Hollywood.

Son muchos los perros estrellas que integran la “Filmografía Canina Hollywoodense”, el primero en robarse el show Rin TinTin, un Pastor Alemán, cuyo dueño y entrenador fue Lee Duncan.

 

 

Dicha mascota se distinguió por más de una década, convirtiéndose en el consentido de todos a lo largo de los años veinte, trabajando tanto para el cine mudo como el sonoro, recordándosele en “Where the North Begins” (1923), “Clash of the Wolves” (25), “The Night Cry” (26), “The Lone Defender” (30) como en “The Lighthing Warrior” (31). Tan famosa estrella falleció en el año 1932, pero su dueño decidió presentar al hijo de este, que logro protagonizar otras películas.

Después de Rin Tin Tin, llego Asta, una Fox Terrier con un carisma sorprendente, siendo la estrella consentida de los Estudios Metro Golden Mayer, que la incluyo en varios largometrajes de corte detectivesco, formando pareja con los connotados Myrna Loy y William Powell, en las cinta “The Thing Man” (1934), “Song the Thin Man” (37) y “The Thing Man Goes Home” (44).

Asta fue noticia desde 1934 hasta el 47.

En 1939 todos los públicos aprendieron a querer a Toto, un diminuto perro que logro celebridad  a raíz de su participación en la espléndida “El Mago de Oz”, que contó con la protagonización de la “niña prodigio” Judy Garland, en la que Toto fue el compañero inseparable de Dorothy.

Con el advenimiento de los años cuarenta, Hollywood descubre a una Collie, llamada Pal, toda una artista delante y detrás de las cámaras, cuyo nombre artístico paso  a ser Lassie.

Su debut en la gran pantalla ocurre en 1942, al lado de Elizabeth Taylor y el siempre recordado Roddy McDowel, en la clásica producción “La Cadena Invisible”.

 

 

 

El impacto de Lassie fue inmensamente taquillero y enamoro a millares de públicos, lo que le permitió a esta raza (de línea directa de Lassie) rodar varios títulos e incluso, una serie de televisión. Lassie tuvo un regreso en 1978 con “La Magia de Lassie“ y en 1994, con “Lassie”.

 

En 1959 la firma de Walt Disney presento a Shaggy, un perro de la raza Bobtail o también llamado collie barbudo, en la cinta “The Shaggy Dog”, donde un humano se transforma en un peludo y gracioso perro, a quien todos llaman Shaggy.

La formula fue revivida en 1976 y más recientemente tuvo un remake con Tim Allen al frente del reparto, cuyo personaje sufre la transformación, para el deleite de todos.

 

En 1975 surgía una nueva sensación canina en el panorama cinematográfico, nada menos y nada más que el pequeño Benji, que protagonizo “Benji”, donde un perro callejero se ve envuelto en toda una gran aventura.

Dos años después, Joe Camp dirige al diminuto perrito en “Por Amor a Benji”, logrando inmensas recaudaciones de taquilla. La tercera incursión de Benji en el cine fue en 1981, en “¿Qué tal vida de perro”, donde tuvieron roles estelares Chevy Chase, Jane Seymour, Omar Shariff y Sir Robert Morley (estos dos últimos, ya fallecidos). Benji volvió al cine en 1987, con “Benji, The Hunted”.

En los  noventa un San Bernardo fue la estrella canina del momento, conociéndoselo como Beethoven, apareciendo varias comedias junto a Charles Grodin, desde 1992 en adelante.

 

Posteriormente Hollywood no ha contado con una figura canina en especial, sino que suele reunir a muchos perros en historias graciosas y de full aventura, es por ello que en estas tres últimas décadas se ha forjado una filmografía bien colorida, donde figuran un gran número de perros, con un líder siempre.

 

De los filmes con repartos grupales de caninos, destacan“Homeward Bound: The Incredible Journey”(1993),

“Napoleón”, “Fluke” (ambas del 1995), el remake en acción viva del clásico “101 dálmatas” (1996), un Golden Retriever hizo de las suyas en las cinta de aventuras y de deporte, “Air Bud” (1997) y en “Air Bud: Golden Receiver” (1998), la trepidante cinta de acción y espionaje “Como perros y gatos” (2001),Un chihuahua en Beverly Hills” (2008), la fantástica y enternecedora “Marley & Me”, donde un canino llega a las vida del matrimonio John y Jenny, caracterizados por Owen Wilson y Jennifer Aniston (2008), “Hotel para perros” (2009), “Marmaduke” –todo un perro travieso e incluso y surfista- (2010) “A Doggone Christmas” (2016), “Santa Stole Our Dog: A Merry Doggone Christmas!” (2017),“Dogs Days” (2018), etc, etc.

 

 

 

En este gran listado no pueden faltar las animaciones caninas, sin duda un gran número de películas existen, estando lideradas por “La dama y el vagabundo” (1955) y “101 un dálmatas” (1961) de la firma Disney, etc.

 

 

Definitivamente el “Cine Canino” se convierte en una fuente de entretenimiento total, algo que el escritor y guionista W. Bruce Cameron entiende y trabaja, no solo en el campo literario, sino en la gran pantalla, trayéndonos “La razón de estar contigo” y su secuela, sino que también co-escribió la recién estrenada “A Dog’s Way Home”, basada en el libro del mismo nombre, editada en el 2017.

En cuyo film, un perro es separado de su dueño a miles de kilómetro, pero este canino busca regresar a su lado, tocándole vivir una extrema y total aventura, con un final feliz, cuya cinta se vio en el primer trimestre de este año.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.