(EFE)

Un total de 16 grupos en defensa de la libertad de expresión condenaron la “intimidación” y “censura” ejercida por el gobernante venezolano, Nicolás Maduro, contra un equipo de periodistas de la cadena Univisión encabezado por Jorge Ramos, que estuvo retenido ayer varias horas en el palacio presidencial.

Como se recordará, el equipo del departamento de noticias de Univisión fue deportado este martes a Miami, tras ser retenido por dos horas y media “de manera arbitraria” en el Palacio de Miraflores mientras entrevistaba a Maduro, denunció la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en un comunicado conjunto con otras organizaciones.

Se espera para este martes su llegada a Miami en un vuelo comercial desde Caracas.

La retención del equipo de Univisión se produjo mientras Ramos entrevistaba a Maduro, quien “se molestó por las palabras que usó Ramos para referirse a él”, señaló la SIP, con sede en Miami.

En una conversación telefónica transmitida en vivo por Univisión, el mismo Ramos confirmó que el grupo de seis profesionales se encuentra en buenas condiciones, pero que las cámaras, sus teléfonos móviles y el material grabado les fue confiscado por agentes de seguridad de Maduro, tras “acciones de intimidación contra ellos”.

Ante la gravedad de los hechos, las organizaciones que suscriben este comunicado hicieron saber que esta “detención constituye una violación grave a la libertad de prensa y afecta el derecho a la libertad de información en el desarrollo de hechos que son de interés global”.

En ese contexto, los antecedentes de por lo menos 19 periodistas detenidos en Venezuela durante lo que va de año “confirman un patrón de desprecio a los valores democráticos por parte de Maduro”, agregaron.

“La restricción a la libertad de los periodistas es utilizada como mecanismo de chantaje en el marco de la crisis que atraviesa ese país”, destacaron asociaciones como la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo (FNPI), la Asociación Colombiana de Medios de Información (AMI), la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) de Chile o Human Rights Watch (HRW).

Para las organizaciones denunciantes, la “arbitrariedad de este acto de censura se agrava al ocurrir en el curso de una entrevista con el mismo Maduro y en la sede histórica del Gobierno venezolano”.

Y subrayan que el “decomiso del material periodístico, incluyendo cámaras y teléfonos celulares, configura un acto de censura continuado en el tiempo hasta tanto no se proceda a su devolución”.

Los firmantes del comunicado instan a la comunidad internacional a que “presten especial observancia a las garantías para una prensa libre en Venezuela” y solicitan a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “decretar medidas de protección cautelar a los periodistas que están cubriendo la crisis venezolana”.

Las 16 organizaciones manifestaron su solidaridad con los periodistas de Univision y llamaron al periodismo de la región a “sumar esfuerzos para mantener a la comunidad internacional informada sobre lo que sucede en Venezuela”.

Firman el comunicado el Proyecto Antonio Nariño, la AMI, la FNPI, la FLIP; José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW; la Associação Nacional de Jornais de Brasil, Brazilian Newspaper Association (ANJ), la Robert F. Kennedy Human Rights, la ANP y la Asociación Mundial de Diarios y Editores de Noticias (WAN-IFRA).

También la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP), la IFEX-ALC, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas ADEPA, Reporteros Sin Fronteras (RSF), International Media Support (IMS), el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) y la SIP. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.