COMPARTE

Considerado el novelista venezolano más relevante del siglo XX y uno de los más grandes escritores latinoamericanos de todos los tiempos, el próximo miércoles 5 de abril se cumplen 48 años del pase de Rómulo Gallegos a la inmortalidad. Fue candidato al premio Nobel, lo que destaca su importancia.

Fue el presidente fundador de Acción Democrática en septiembre de 1941 y el primer presidente venezolano elegido por votación universal, directa y secreta con la más alta votación en la historia del país. Nadie lo ha igualado.

Hijo de Rómulo Gallegos Osío y de Rita Freire Guruceaga, Rómulo Gallegos nació el 2 de agosto de 1884 en la caraqueñísima esquina de Zamuro de la bucólica Caracas de la era guzmancista.

Acción Democrática se estrenó con un mitin en el Nuevo Circo de Caracas aquel 13 de septiembre de 1941. Gallegos disertó sobre orientación general del partido, Andrés Eloy Blanco desarrolló la ofensiva cultural, Luís Beltrán Prieto Figueroa habló sobre los problemas de la educación; Mario García Arocha explicó la cuestión electoral; Ricardo Montilla comentó los problemas de la provincia y clausuró Betancourt sobre los problemas económicos de la nación. “Este Partido ha nacido para hacer historia”, dijo.

Legalizado Acción Democrática, Gallegos fue escogido candidato presidencial para enfrentar al general Isaías Medina Angarita, con quien pierde en elección en segundo grado, en el Congreso en manos del gomecismo.

Aprobada la Constitución de 1947 presentan la candidatura del autor de Doña Bárbara en la plaza San Juan de Barquisimeto y obtuvo 74.47 por ciento de los sufragios, 871.752 contra 262.204 del abogado Rafael Caldera, de Copei, (22,40 %) y el comunista Gustavo Machado Morales, 36.514 votos, (3,11 %)..

Elegido presidente el 14 de diciembre de 1947, al año siguiente el 15 de febrero el escritor inició la primera experiencia democrática de participación popular pero los militares lo interrumpieron a los nueve meses instaurando una represiva dictadura

Olvidado de su albacea quien le tendió la mano en el exilio, el teniente coronel Carlos Delgado Chalbaud encabezó el golpe contra Gallegos, quien no podía creer aquella traición, por quien él sentía “cariño filial”. Delgado fraguaba un acuerdo con la visión de ser presidente, candidatura interrumpida por su asesinato el 13 de noviembre de 1950, primer magnicidio en nuestra historia republicana.

En 1958 al caer la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, Gallegos regresó al país retirado de la política aunque en 1960 fue elegido primer presidente de la recién creada Comisión Interamericana de Derechos Humanos, órgano de la OEA, que ejerció hasta 1963. Doctor Honoris Causa de la Universidad Central entre homenajes y reconocimientos, el ministerio de Educación bautizó con su nombre las promociones de educadores egresadas ese año.

Duelo en las letras hispanoamericanas, en medio de una consternación general, Gallegos murió en Caracas el 5 de abril de 1969, próximo a cumplir 85 años. El gobierno nacional decretó tres días de Duelo Oficial. Velados sus restos en el Capitolio Federal en sentida manifestación popular los llevaron a su última morada en el Cementerio General del Sur, no sólo en brazos de sus compañeros, sino de los venezolanos de vocación democrática.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.