COMPARTE

Dayrí Blanco

 

Todo estaba listo. Maletas preparadas y cronograma de visita
a varios familiares elaborado. El 30 de julio era la fecha planificada para
iniciar el viaje de dos semanas, pero tuvo que ser postergada. La escasez de
repuestos así lo obligó. El vehículo por el que Juan Crespo y su familia habían
optado para alquilar seguía en el taller. La flota de unidades en la región
está paralizada en 50% por la misma causa.

Tres semanas antes del día pautado para salir a Barquisimeto
y Barinas, se anotó en la lista de espera de una agencia de alquiler
de automóviles, pero no fue suficiente. Aún no ha sido notificado de la
disponibilidad y no hay ninguna garantía que pueda salir pronto con su esposa e
hijos de vacaciones.

Baterías, cauchos y partes eléctricas son las autopartes que
mantienen 17 de una flota de 35 vehículos paralizados en esa empresa. Su
gerente, Carmen Acosta, relató que desde el comienzo de 2015 la crisis se
agudizó. Antes solía tener entre cinco y ocho autos disponibles diariamente.
Ahora los clientes deben esperar hasta más de un mes por su turno en la lista, con
lo que queda excluida esta opción en casos de emergencias como solía usarse.

Pero quienes principalmente recurrían a este servicio eran
turistas de otras regiones del país. Eso ha cambiado. Olga Bolívar, encargada
de otra agencia de alquiler, detalló que el 90% de las personas que acuden a su
oficina son habitantes de la misma ciudad que tienen sus propios vehículos
parados por repuestos. En esa compañía la mitad de las 100 unidades que tienen
dispuestas para el mercado está inoperativa.

Esto ha impactado negativamente en los registros financieros
de las empresas dedicadas al ramo. Además de ver mermada su capacidad de
atención, los precios no pueden ser aumentados con normalidad debido a que los
vehículos están deteriorados. “La tapicería y la latonería y pintura no están
en sus mejores condiciones”. Este año solo se ha registrado un aumento de 30%.
El vehículo por el que aún espera Juan y su familia es uno pequeño, cuyo
alquiler diario costaba cuatro mil 400 bolívares en enero, y seis meses más
tarde el precio por día es de cinco mil 780.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.