Foto: (Prensa Latina)
COMPARTE

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador anunció hoy en un comunicado que 600 funcionarios del ente participarán en el recuento parcial de votos de las pasadas elecciones presidenciales, que tendrá lugar el próximo martes en el Coliseo Rumiñahui de Quito y estiman que durará cerca de 8 horas.

El organismo electoral informó que para la revisión de las 3.865 actas que serán recontadas y que representan alrededor de 1.275.450 votos, los movimientos que presentaron candidatos, Alianza País (AP, izquierda) y Creando Oportunidades (CREO, centroderecha) “podrán acreditar a un delegado principal y a otro suplente para cada mesa”.

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, en una reunión preparativa del evento con miembros del Gobierno y de las Fuerzas Armadas (FFAA) precisó que este proceso “no es un acto proselitista”, según declaraciones recogidas en el comunicado.

Observadores de organismo electorales, así como representantes de organizaciones sociales, grupos políticos y de la academia también asistirán.

El Ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, declaró que las FFAA serán las encargadas del transporte y la custodia del material electoral que será recontado en el recinto deportivo y que militares y policías serán los encargados de la seguridad del evento tanto dentro como fuera del estadio.

Por su parte, el Coordinador Nacional de Procesos Electorales del CNE, Diego Tello, informó que se instalarán 250 mesas para facilitar el recuento.

Este recuento se da después de que CREO y AP denunciaran hace unos días irregularidades en varias actas y estas fuesen aceptadas por el CNE tras su análisis.

El candidato opositor por el movimiento Creando Oportunidades (CREO, centroderecha), Guillermo Lasso, desde la misma noche electoral defiende que el proceso fue “fraudulento” y que él fue el más votado en la segunda vuelta electoral del pasado 2 de abril, acusaciones rechazadas por el CNE.

Lasso anunció hace unos días que no acepta este nuevo recuento, que calificó de “show correista” (por el presidente Rafael Correa) y que su petición es por un recuento “voto a voto” de la totalidad de los sufragios.

Desde el CNE ya han rechazado esta exigencia y han precisado que un nuevo cómputo de todas las mesas electorales no tiene sustento jurídico y que solo puede darse en el caso de las actas que se presenten tengan inconsistencias.

Pozo advirtió hoy, según el comunicado, que si alguna organización decide no presentarse en el recuento del martes “de ningún modo se invalida o se deslegitima un proceso apegado a la ley”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.