COMPARTE

Altagracia Anzola

Rubén Flores Granados, de 43 años, músico y taxista, fue ultimado en la calle Lebrún de Petare, detrás del Hotel Mediterráneo, por una pareja de clientes que solicitó sus servicios a su salida de una discoteca en Los Cortijos.  

Flores era músico profesional, guitarrista de una agrupación llamada Karey. En sus tiempos libres salía con su carro Renault Megane rojo para buscar clientes como taxista. 

El viernes por la noche estaba a las afueras del local nocturno donde solía pararse a esperar pasajeros. De allí salieron los supuestos clientes que lo llevaron al sitio donde fue asesinado a eso de las 11:00 p.m. Recibió tres disparos y golpes en la cabeza. 

No le quitaron el carro, pero lo despojaron del dinero que había ganado con las carreras en el día. El cuerpo quedó dentro del vehículo.   

Esa noche habló por teléfono con su esposa y le dijo que haría la última carrera antes de irse a casa. No volvieron a saber de él hasta que los llamó la policía. Al músico lo encontró una comisión policial que hacía patrullaje en la zona y participó el suceso al Cicpc. 

Su hermano, Adelfo Granados, contó que al taxista lo habían robado en otras dos oportunidades. En una ocasión le quitaron el carro pero lo recuperó.

Balance de 37 muertes

Entre el viernes y la mañana del domingo fueron ingresados 37 cadáveres a la morgue de Bello Monte.  En una ferretería en el kilómetro 13 de El Junquito, fue asesinado Armando Fernández, de 50 años. 

Según versión policial, al local llegaron unos 20 delincuentes para robar y lo hirieron de tres disparos. Fue llevado hasta el hospital Miguel Pérez Carreño, donde lo operaron tres veces, pero falleció.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.