COMPARTE

Beatriz Rojas | brojas@el-carabobeno.com

 

Todos los médicos recomiendan a sus pacientes comer sano
para mantener un buen estado de salud, además de hacer ejercicios con
periodicidad. No obstante cumplir con el primer requisito cada día se hace más
cuesta arriba, debido a la inflación que golpea a todos los ciudadanos por
igual.

Los precios de las hortalizas y cualquier otro producto
alimenticio están por las nubes. El paquete de pan integral supera los 400
bolívares. El kilo de jamón está por encima de los 1.500 bolívares.
Las
lechugas criolla, romana y genovesa cuestan 205 bolívares el kilo. Mientras que
el brócoli está en 323 bolívares, el coliflor 398 bolívares y el repollo en 135
bolívares.

Si se compra una sola unidad de estas hortalizas sale más
barato, pero seguro que no alcanza para muchos días, por eso se debe tomar en
cuenta el precio por kilo. Las proteínas contentivas en la carne, el pescado,
el pollo y las caraotas, entre otros granos, son impagables para muchas personas.

El kilo de ajo es ofrecido en 1900 bolívares y la cebolla
morada en 650 bolívares. Este domingo la mayoría de los supermercados de la
avenida Bolívar norte de Valencia y Universidad de Naguanagua no tenía cola.
Como ya se ha hecho costumbre, ese panorama evidencia que no hubo para la venta
productos a precios regulados.

En el Abasto Bicentenario de la avenida Bolívar no se vendió
harina de maíz, leche, arroz ni pasta a precio regulado.
Los clientes sólo
pudieron adquirir pañales desechables, pollo, detergente y toallas sanitarias.

Varias familias salían de allí a recorrer otros
supermercados cercanos, con la esperanza de completar el mercado, pero era poco
lo que podían conseguir barato. Una lata de atún de tamaño mediano, se estaba
ofreciendo en 525 bolívares. Un cartón de huevo de 12 unidades en 384 bolívares
con 42 céntimos. Con asombro los clientes observaban el precio de un rollo de
pábilo: 557 bolívares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.