COMPARTE

Cristhopher Borrero || @CristhopherB

El pago de utilidades convertía a noviembre en un mes propicio para efectuar remodelaciones, remozamiento y retoques en el hogar, pero la creciente inflación y el bajo poder adquisitivo han reducido la compra de pinturas en 60%, comentó Roger Lima, comerciante. “Pocas personas pintarán su casa en Navidad”, vaticinó.

El último cargamento de pinturas le llegó a finales de septiembre. Lima está abastecido pero sabe que las ventas no van a mejorar. A la fecha han reducido cerca de 60% del almacén, comparado con el stock que tenía el año pasado.

Hace solo un año el precio de un galón de pintura oscilaba entre 600 y 700 Bs, hoy día vale hasta cuatro mil. Un cuñete sintético de secado rápido, clase A, en 2014 podría contar desde tres mil a cuatro mil bolívaresl, ahora cuesta 13 mil Bs. El aumento es de 333,33%, lo que supondría un aumento de 833.3 Bs al mes. Hay cifras escandalosas como 50 mil bolívares por cuñete. Cada cuñete rinde 20 metros cuadrados si se aplican dos manos.

Las ventas han bajado, en términos de volumen han caído 40%. “La venta por galonaje ha bajado un barbaridad. Ya la gente no compra calidad sino por resolver”, aseguró otro comerciante consultado.

Se ha reportado casas clandestinas donde se procesan las pinturas de forma artesanal y al margen de la Ley. En esos lugares un cuñete cuesta entre ocho mil y nueve mil bolívares, las opciones de pinturas son limitadas y no hay garantías de las ventas, denunció Gloria Guzmán, ama de casa.

Distribución no mejora

Existen también fallas de distribución. Los proveedores nacionales han reducido la capacidad de producción de bases para las pinturas, al igual que las tintas. “Hay otras tiendas que tienen las bases pero no tienen las tintas. Las empresas grandes sacan pero muy poco, por problemas de divisas”, consideró Adrian Ribas.

El problema se empezó a registrar desde hace dos años pero se agudizó en junio de 2015, cuando repentinamente la productividad bajó estrepitosamente, comentó Ribas.

Controles excesivos

Conseguir solventes como el thinner es difícil, aseguró Mónica Contreras. Tras días de búsqueda logró comprar un galón en cinco mil bolívares. “Recorrí diferentes sitios para encontrar el producto. Lo necesito porque quiero pintar unas rejas pero no quiero perder las brochas, así que debo limpiarlas con thinner luego”.

Los comerciantes coincidieron que han sacado todo tipo de solventes de sus requisiciones. Controles excesivos alejan a los locales de ofertar tales productos. Los solventes son buscados por los clientes para lidiar con pinturas aceitosas, esmaltes y otro tipo de sustancias, pero casi no se encuentran, reiteró Lima. 

La supervisión y control de este tipo de sustancias es competencia del Registro Nacional Único de Operadores de Sustancias Químicas Controladas (Resquimc). Conseguir la licencia, reportar exhaustivamente de los ingresos y egresos del comercio, justificar las pérdidas, permitir revisiones inesperadas y control de precios, son algunas de las reglas que complican la comercialización de este tipo de productos. “Yo tuve el permiso, al vencerse decidí no renovarlo porque era muy engorroso todo el tema de controles. El incumplimiento de cualquier recaudo conlleva a una sanción, por lo que no quise seguir en eso”, admitió otro vendedor.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.