COMPARTE

El Consulado de Estados Unidos en Estambul fue atacado este
lunes  a balazos por dos mujeres,
supuestas militantes del partido de izquierda radical DHKP/C, confirmó el
gobernador de la principal metrópolis turca, Vasip Sahin.

Nadie murió en el ataque y ambas pudieron escapar en un
primer momento tras enfrentarse con la policía, que lanzó una operación en la
región con el apoyo de helicópteros para tratar de arrestarlas.

La policía turca consiguió finalmente detener a una de las
mujeres cuando se refugió en un edificio de apartamentos, informó la emisora
CNNTürk.

Sahin precisó que la mujer detenida estaba herida cuando fue
encontrada por los agentes.

El ataque se produjo un día después de Estados Unidos
desplegara seis cazas F-16 en la base aérea turca de Incirlik (suroeste del
país, cerca de Siria), para la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico
(EI).

Según el diario Milliyet, la detenida fue identificada como
Hatice A., una enfermera de 51 años y militante del partido de izquierda
radical DHKP/C, excarcelada el pasado mes tras pasar un tiempo en prisión.

El Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular
(DHKP/C) atacó en febrero de 2013 la embajada de Estados Unidos en Ankara, lo
que causó dos muertos y tres heridos.

Otros medios turcos aseguran que la detenida sufrió heridas
de bala y tiene problemas cardíacos, por los que ha sido hospitalizada.

Este ataque contra la misión estadounidense se produjo
después de un atentado suicida esta madrugada contra una estación de policía en
un suburbio de Estambul, en el que murió el atacante y un policía.

En el operativo para encontrar a los responsables, dos
supuestos terroristas fueron abatidos por las fuerzas de seguridad turcas.

Más tarde se produjeron otros dos ataques, ambos en la
provincia de Sirnak, en el sureste del país, que provocaron la muerte de cuatro
policías y un soldado.

Nadie se ha atribuido hasta ahora esos ataques, aunque el
Gobierno acusa al ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), que a
finales de julio rompió un alto el fuego que duró más de dos años.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.