COMPARTE
Rosaura Laguna va tachando productos de su lista mientras se pasea por los pasillos del supermercado. No los mete en el carrito de compras, simplemente ve el precio y sigue adelante. “Tengo meses sin comprar manzanas, y esta semana ni mandarinas ni melón podré pagar”, expresó al ver que el kilo de ambas frutas pasó de 300 a 490 bolívares en una semana. Pero eso no es nada. Durante los últimos seis meses las verduras y hortalizas se incrementaron en 165,82% en promedio. 

Las cuentas cada mes hacen el presupuesto más insuficiente. En julio de 2015, Rosaura gastaba dos mil 955 bolívares entre tomate, cebolla, ajo, pimentón, zanahoria, ocumo, papa y apio. Durante la primera quincena de este año intentó hacer la acostumbrada compra y no pudo. Necesitaba 78,66% de su sueldo de un mes para pagar los siete mil 589 que suma un kilo de cada producto. 

La cebolla es el rubro con mayor incremento. En seis meses pasó de 346 a mil 399, lo que es igual a 304,34% más. Le sigue el pimentón que de 326 bolívares ahora se consigue en no menos de mil 250 el kilo, 283,44% de aumento. Y el precio del tomate varió de 380 a 690 bolívares de julio a enero, que significa un golpe en el bolsillo de 81,58%. Entre las tres hortalizas se debe invertir el 70% del salario mínimo de 15 días. Las condiciones climáticas desfavorables para la siembra y las irregularidades en el suministro de insumos necesarios han sido determinantes en estas variaciones. (DB) 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.