COMPARTE

Alfredo Fermín || afermin@el-carabobeno.com

El Papa Francisco a través de un decreto de penitenciaría
apostólica, concedió indulgencia plenaria a los feligreses que visiten a la
virgen del Socorro en la Catedral de Valencia, con motivo de celebrarse el año
jubilar por los 400 años de la Cofradía del Espíritu Santo y Nuestra Señora del  Socorro.

Pedro De Freitas, párroco de la Catedral, informó que para
ganar las indulgencias se requiera aversión al pecado y la búsqueda de la
vivencia de la caridad mediante la confesión, la comunión y oración por las
intenciones del Papa.

Se pueden ganar indulgencias visitando a la virgen en la
Catedral para la meditación personal, o participando en los actos programados
con motivo de este año jubilar, decretado por el arzobispo Reinaldo Del Prette.

En cualquiera de los casos las ofrendas han de concluirse
con el rezo del Padre Nuestro, Credo y plegarias, como las letanías, dirigidas
a nuestra Patrona.

El decreto considera que los miembros de la Cofradía del
Socorro que por cualquier motivo de orden físico no puedan acudir a la
Catedral, ofrecerán sus dolores como sacrificios para unirse a la celebración
cuatricentenaria.

El canon 99 del Código de Derecho Canónico establece que
ninguna autoridad inferior al Romano Pontífice puede otorgar a otros la
potestad de conceder indulgencias, a no ser que se lo haya otorgado
expresamente.

La distinción la hizo el Papa en atención a la solicitud de
la Cofradía del Espíritu Santo y de la Virgen del Socorro, con motivo de
cumplir 400 años de fundada.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.