COMPARTE

Beatriz Rojas

El kilo de tomate en el mercado periférico de Candelaria se ofreció este domingo en 250 bolívares y la gente no lo podía creer. Los clientes estaban emocionados porque no es común que los precios bajen. 

Hasta hace poco el kilo de tomate estuvo por encima de los 600 bolívares. 

Los vendedores atribuyeron el hecho a la sequía, según les han indicado sus proveedores.

En el mercado mayorista tratan de salir de esta fruta lo más rápido posible, por su condición de perecedera. 

No se arriesgan a que se les dañe en los huacales. 

Los clientes veían el precio y llevaban hasta dos kilos, cosa que hace pocos días no podían hacer. 

Por supuesto, los vendedores estaban contentos. 

En contraste con el tomate, el kilo de pimentón se ofrecía en mil bolívares y el de cebolla hasta en 700. Los dos tenían poca demanda. 

En la parte alta del mercado había buena afluencia de clientes, pero pocos compraban más de un kilo de carne ya que se vendía en 1.600 bolívares. 

Con el pollo pasaba lo mismo, porque a 800 bolívares el kilo se hace más difícil llevar más de una unidad. 

Un pollo grande llega a costar hasta 2 mil bolívares, una cifra difícil para un buen número de personas que desean abastecer su hogar de alimentos. 

El precio de la torta de casabe hace 15 días estaba en 70 bolívares. 

Ahora subió a 100 bolívares porque la yuca está muy cara, indicaron vendedores. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.