COMPARTE
Darío Sánchez García || dsanchez@el-carabobeno.com

Sujetos fuertemente armados mantienen azotadas a las familias de El Sisal y El Cardonal, al norte de Guacara, en donde varias casas  han sido robadas tipo comando en diciembre.   

Las palabras que más repiten los vecinos para referirse al tema son armas, miedo, secuestro e indefensos

La comunidad reconoce que hay un grupo armado rondando las casas supuestamente en carros modelos Yaris y Corsa, apuntó Mariela Tabares. Serían los mismos que han ingresado a las viviendas, amordazado a las familias y robado todo, llevándoselo en una camioneta, identificó la vecina. 

Tabares y sus vecinos están alertas, pero no es suficiente, como tampoco lo son las calles cerradas por la policía y el Peaje Especial de Control (PEC) instalado en la zona para más seguridad. 

¿Por dónde salen los ladrones  con una camioneta de objetos robados con las calles cerradas y el peaje?, preguntó la ama de casa, que ya fue víctima de esta ola de robos. 

La misma pregunta formuló Carlos Monasterio. ¿Cómo pasan las cosas robadas por los lugares protegidos? ¿Cómo es posible eso? 

Los vecinos coinciden en que debe haber más patrullaje, una ofensiva de seguridad más efectiva y más eficiencia en la atención a los llamados de emergencia mediante las líneas telefónicas.   

Monasterio aseguró haber esperado por más de 20 minutos para ser atendido en las líneas 171 de las policías municipal y de Carabobo y hasta una línea directa con los oficiales, para denunciar el domingo un carro sospechoso en El Cardonal. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.