COMPARTE

DPA

Las principales metrópolis mundiales harán frente a la creciente amenaza terrorista con un gran despliegue de fuerzas de seguridad y estrictos controles para garantizar la seguridad en las celebraciones de Año Nuevo. 

Sin embargo, en diferentes ciudades europeas se reconocía que no existen indicios concretos de posibles amenazas islamistas. En Francia, las medidas de seguridad implantadas desde los atentados ocurridos en enero no hicieron más que fortalecerse con los sucesos siguientes.

El país se encuentra en estado de excepción desde los atentados ocurridos en París el día 13 de noviembre. Unos 60 mil policías y soldados velarán por la seguridad de la noche de fin de año. El espectáculo de fuegos artificiales ha sido cancelado, mientras el uso de petardos y cohetes particulares siempre estuvo prohibido. 

Las áreas cercanas a los Campos Elíseos y la Torre Eiffel permanecen siempre cerrados y controlados. Este año, con la ausencia de espectáculo, todo debería transcurrir de un modo tranquilo y sobrio. 

El alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, aún tiene que decidir si cancela el tradicional espectáculo pirotécnico de las noches de fin de año. De cualquier modo, sólo habrá una vía de entrada al recinto festivo. 

Unos tres mil policías velarán por la seguridad en las calles de Londres. “Nuestros planes son meramente cautelares, y no el resultado de información facilitada por las agencias de inteligencia”, se ha destacado. Pero para disfrutar del espectáculo pirotécnico en el London Eye se necesitará entrada. 

En Berlín, el recinto público pensado para celebrar la llegada del Año Nuevo se encuentra bajo enormes medidas de seguridad. Se espera que cientos de miles de personas celebren la noche en los dos kilómetros que separan la puerta de Brandeburgo de la Columna de la Victoria. Sin embargo, en Berlín tampoco hay indicios de que vaya a haber ataques, reconoció un portavoz de la policía. 

Sin embargo, reina un ambiente de amenaza extraño, con más policías que en 2014, en especial alrededor del recinto festivo. Allí habrá 900 efectivos, 150 más que el año pasado. 

En Italia habrá más efectivos que de costumbre para velar por la seguridad de la noche, informó un portavoz de la policía. Todos los que acudan a la gran ceremonia de fin de año, el concierto en el Circo Massimo, evento al que todos los años acuden miles de personas, serán registradas con detectores de metales. 

La Plaza Roja de Moscú permanecerá cerrada durante los tradicionales festejos y sólo se podrá acceder a ella con una entrada especial. 

En Nueva York habrá miles de policías de servicio, además de helicópteros y cámaras. También habrá detectores de materiales químicos y nucleares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.