COMPARTE

El diputado al Consejo Legislativo del Estado Carabobo por
Proyecto Venezuela, Julio César Rivas intercederá por un presunto  caso de corrupción por parte de una dependencia del Gobierno
Regional sobre la puesta en funcionamiento de uno de los pozos de agua de Flor Amarillo. 

El legislador manifestó su preocupación por este caso, ya que
de acuerdo a la información suministrada por Rómulo Arriojas, vecino del
sector, a través de una asamblea de ciudadanos convocada el año pasado, se
concretó con recursos propios la reparación de la bomba que se encontraba
dañada, y que no fue ejecutada por SINFRA como se observa en la valla ubicada
en dicho lugar.

“Solicité derecho de palabra para la próxima sesión
ordinaria del CLEC a fin de abrir un debate y darle seguimiento a la obra que
refleja la rehabilitación y mantenimiento para la puesta en funcionamiento del
pozo en el sector Flor Amarillo, Las Quintas, municipio Valencia, la cual
cuenta con un contratación directa a través de la Secretaría de Infraestructura
con un monto de bolívares 3.389.556,11”, indicó Rivas.

El parlamentario informó que a través de Marcel Sorilla,
uno de los vecinos encargados de la puesta en funcionamiento del segundo pozo
de Flor Amarillo, le fue solicitado su apoyo para abrir una investigación y
verificar la autenticidad de la obra y los recursos implementados por el
Gobierno de Carabobo, ya que “de acuerdo a las facturas de materiales y mano de
obra que me hicieron llegar los vecinos que se encargaron de esta problemática,
pudiera existir un presunto caso de corrupción”.

Julio Rivas indicó que, “al hacer una comparación de las
facturas que me entregaron con un monto de bolívares 292.790,00 y el gasto que
aparece en la valla del Gobierno Regional para la realización de esta obra,
existe una diferencia exabrupta que como diputados debemos investigar para
garantizar que los recursos aprobados en las diferentes sesiones para todo el
estado Carabobo, estén siendo utilizados de la manera correcta”.

El representante de la tolda amarilla al acercarse a la
bomba que pone en funcionamiento el segundo pozo de agua, trabajo terminado por
SINFRA el 25 de julio de 2015, constató que “sólo existe un levantamiento de
una casilla de cinco metros para la electricidad de la bomba y que fue hecho
con retazos de tubos, la cual, a pesar de haber sido creada hace escasos días,
ya presenta grietas que pone en riesgo el funcionamiento de esta bomba de agua
que suministra el vital líquido para toda la comunidad”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.