COMPARTE

Gerardo Rangel Sánchez

En la avenida Boyacá cruce con calle 90 del barrio 13 de Septiembre, parroquia Santa Rosa, se encuentra un hueco que crece constantemente, a pesar que los habitantes colocan escombros y piedras para advertir a los transeúntes. Las aguas negras que corren libremente por la vía se han comido el asfalto. En la vía se ha formado un cráter que afecta a los vehículos. Además se produce una congestión vehicular en las horas pico que angustia y atrasa en sus labores a las personas.  

El paso constante de los autos acelera el proceso. La avenida es utilizada como un desvió para la construcción del elevado del Sur. Carmary Enrique, comerciante del sector afirmó que la situación tiene más de cinco meses. El problema perjudica a todos los pobladores del barrio lamentó. El mal olor a cloacas es muy fuerte, no podemos respirar de manera normal. 

En la misma avenida 90, cruce con la avenida Las Ferias se encuentra nos tropezamos con el desborde de una cloaca. La tapa de la boca de visita fue robada. Esta situación lleva años comentó un peatón que no quiso ser identificado. Además en la zona se encuentra el Colegio Manuel Rodríguez Vásquez y el Instituto Especial del Sur. Los escolares se ven afectados. También nos encontramos con una carnicería que esta expuesta a la contaminación que allí se produce. Las rejillas de las alcantarillas y electricidad de la acera fueron robadas, lo que genera un peligro a los ciudadanos 

Para Lilia Rojas ya es costumbre limpiar las aguas negras frente a su casa en la calle 67, “Siempre estamos rodeados de aguas negras” expresó. Las enfermedades en la piel, diarreas y problemas respiratorios afectan principalmente a los niños y ancianos del sector. 

Aumentan cloacas desbordadas

Carlos Graffe, dirigente social y político, denunció este lunes durante un recorrido realizado por la ciudad, el aumento sostenido de derrames de aguas cloacales en diversas comunidades de Valencia. Nos preocupa enormemente este problema que se ha convertido en una amenaza para la salud de las personas, sobre todo infantes y adultos mayores que son los más vulnerables. Esto puede incidir en el crecimiento de enfermedades endémicas como el dengue, zika y chikungunya. 

Las comunidades más afectadas están en La Isabelica, parroquia Rafael Urdaneta, donde la mayoría de los  sectores tienen alguna cloaca desbordada. En la parroquia Miguel Peña también la gente enfrenta esta problemática. 

Graffe detalló el caso de la avenida La Mariposa entre las comunidades La Charneca I, Los Chaguaramos III y Los Chaguaramos V, en las Parcelas del Socorro donde aguas residuales tienen más de ocho años contaminando los caños. 

El declarante recalcó que es preocupante que las autoridades no respondan nada. Agregó que los vecinos duran meses haciendo los reclamos ante las oficinas de Hidrocentro, sin embargo, la solución nunca llega. 

Estas aguas negras por toda la ciudad representan un grave problema de salud pública. Graffe exhortó a las autoridades a dar la cara a los vecinos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.