agua
Embalse Pao Cachince. (Foto Archivo El Carabobeño)

No es un problema nuevo. El agua altamente contaminada que distribuye Hidrocentro a través del Acueducto Regional del Centro (ARC) continúa amenazando la salud de los carabobeños debido a la falta de soluciones estructurales por parte del Estado. Así lo consideró Manuel Pérez Rodríguez, director de la Fundación Movimiento por la Calidad del Agua.

Se trata de un problema que tiene como origen lo que Pérez Rodríguez denominó “ciclo escatológico urbano del agua”: El embalse de Pao Cachinche recibe agua de muy mala calidad y de ahí es bombeada a las plantas de tratamiento, que no pueden cumplir con su función potabilizadora porque la tecnología instalada en el ARC es incapaz de remover el alto nivel de contaminación del líquido.

Ante la incapacidad de las plantas potabilizadoras, el agua sale con una condición no potable hacia los centros urbanos, explicó el también ingeniero civil sanitarista. Una vez que llega a las casas, es usada por las personas y luego, a través del sistema de recolección cloacal, en el caso de Naguanagua, Valencia y Libertador, regresa al embalse de Pao Cachinche.

Por otra parte, agregó, las aguas residuales del resto de los 11 municipios de Carabobo van a parar a los cuerpos de agua de la cuenca del Lago de Valencia, que debido a un proceso de trasvase activo desde 2007, también llegan al embalse de Pao Cachinche, desde donde se bombea hacia Planta Potabilizadora Alejo Zuloaga. De esa manera se reinicia nuevamente el “ciclo escatológico urbano del agua”.

Como consecuencia de las profundas fallas del ARC, los usuarios reciben en sus hogares agua con altas concentraciones de aluminio, cianotoxinas (neurotoxinas, hepatoxinas, dermotoxinas y citotoxinas) y trihalometanos, advirtió el especialista. Además de las enfermedades tradicionales como amibiasis y diarrea, también se pueden originar otras patologías más letales, como el cáncer de vejiga, colon, recto e hígado, problemas cardiacos y respiratorios e, incluso, la muerte.

“Las instalaciones de las plantas potabilizadoras no son capaces de remover en las etapas previas de coagulación, floculación, sedimentación y filtración esta enorme cantidad de materia orgánica, lo que ocasiona la generación de trihalometanos en la desinfección”, afirmó el ingeniero al destacar que ya son 24 años bajo este tipo de riesgos de salud pública.

Según Pérez Rodríguez, los ciudadanos en sus casas no están en la capacidad de mejorar la calidad del agua que reciben, ya que es un problema de gran magnitud. “Los problemas estructurales de una sociedad no se resuelven por la vía de soluciones particulares o individuales. Todos tenemos que aglutinarnos en torno a una lucha por la calidad del agua”, resaltó.

Entre las propuestas de la Fundación Movimiento por la Calidad del Agua están: la recuperación y depuración del embalse Pao Cachinche, que es el principal tanque de agua del estado Carabobo y del ACR; mejoramiento de la Planta de Potabilización Alejo Zuloaga y de las plantas de tratamiento de aguas residuales, entre esas La Mariposa y Los Guayos;  solución al trasvase del Lago de Valencia al embalse Pao Cachinche, entre otras. Pero ninguna ha sido considerada por las autoridades regionales ni nacionales.

Sin respuestas por parte del Estado

Lucio Herrera, cofundador de la Fundación Movimiento por la Calidad del Agua, detalló que como sociedad civil organizada en reiteradas ocasiones le han exigido al Estado venezolano, como ente monopolizador del servicio de agua, garantizar este derecho humano fundamental. Es por ello que han impulsado su lucha al interponer acciones ante el Tribunal Supremo de Justicia, la Asamblea Nacional, Fiscalía y la Organización de las Naciones Unidas a través del Examen Periódico Universal.

Sin embargo, “no hemos podido logra que el Estado cumpla con su deber y hemos visto que se ha deteriorado la situación. Ya no solo se trata de condiciones de calidad sino también de continuidad”, dijo el también abogado, quien además criticó que se pretenda solventar las fallas del ARC con pozos profundos y sistemas de cisternas que no va a cumplir con el objetivo de llevar agua a todos los hogares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.