agua
El Lago de Valencia es el segundo más importante del país, después del de Maracaibo. (Foto cortesía)

Comunidades del Eje Oriental de Carabobo (Los Guayos, Guacara, San Joaquín y Diego Ibarra) y del oeste de Maracay podrían quedarse sin agua en cualquier momento. Así lo advirtió el ingeniero Luis Fernando Arocha este jueves 19 de agosto, al explicar que el indetenible crecimiento del Lago de Valencia podría generar el colapso de la tubería que abastece a esos sectores.

Se trata de la línea de aducción Valencia-Maracay que emerge en el extremo sur del lago, apoyada en soportes de concreto, específicamente en el tramo expuesto a un lado del viaducto desde 10 kilómetros antes del túnel dela Cabrera. Su cota máxima de apoyo es de 414 metros sobre el nivel del mar pero, según el también presidente de la Comisión de Agua del Colegio de Ingenieros de Carabobo, las aguas están a punto de alcanzarla.

Si ese escenario alertado por Arocha se materializa, la tubería de 60 pulgadas que pertenece al Sistema Regional del Centro II dejaría de estar sujeta a los apoyos de concreto y comenzaría a flotar sobre la cuenca, ocasionando el colapso de la línea. Esa fractura generaría una despresurización y “todas las aguas contaminadas del lago” comenzarían a entrar a la tubería.

“El inminente colapso no es de extrañar suceda en los próximos días. Señalo como responsables a las autoridades de Hidrocentro y a los gobiernos de los estados Aragua y Carabobo”, dijo a El Carabobeño el ingeniero, quien tiene más de 40 años de experiencia en materia hidráulica desde la administración pública.

Fue enfático al señalar que “al partirse la tubería, el sistema de distribución se interrumpe y todas esas poblaciones van a quedarse sin el servicio de agua”. Alrededor de 970 mil habitantes, entre el Eje Oriental de Carabobo y el oeste de Maracay, se quedarían sin recibir agua en medio de la ejecución de medidas de cuarentena radical por la pandemia de COVID-19.

Por fortuna el problema es de fácil y rápida solución, mediante la colocación de una válvula de línea de 54 pulgadas y un flautín de ventosas para evitar la concentración de aire y de un golpe de ariete”, dijo.

Arocha recordó que para la época de la construcción de esta tubería, el lago tenía una cota de apenas 402,70 msnm, lo que significa que sus aguas han subido 11,7 msnm desde el 30 de noviembre de 1973, fecha en la cual entró en servicio el Nuevo Acueducto de Valencia con aguas extra cuencas.

La cota máxima del muro de contención que fue construido al sureste de Maracay  para evitar el desbordamiento del Lago de Valencia es de 415. Al alcanzar ese nivel, estarían en riesgo de inundación entre siete mil y ocho mil viviendas, que representan a unos 40 mil habitantes en esa zona de la capital de Aragua.

En un intento de resolver el problema del control del nivel del también conocido Lago Tacarigua, desde 2007 por decreto presidencial del fallecido Hugo Chávez se lleva a cabo el trasvase de unos tres mil 200 litros de agua por segundo hacia el embalse Pao-Cachinche, que resulta ser la principal fuente del Sistema Regional del Centro I, el cual abastece a los habitantes de la Gran Valencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.