El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, le pidió el 2 de enero a los turistas que abarrotaron esta ciudad brasileña para su tradicional fiesta de Año Nuevo que permanezcan otra semana para que puedan aprovechar una nueva fiesta prevista para el próximo sábado con varias escuelas de samba.

“El día 6 de enero tendremos una fiesta inédita y maravillosa. Las baterías (orquestas de percusión) de las escuelas de samba se encontrarán con la Orquesta Sinfónica de Petrobras. Será un espectáculo inolvidable y me gustaría invitar a todos los que están en Río de Janeiro, paseando como turistas, que prolonguen su estadía hasta el sábado”, afirmó Crivella en un vídeo que divulgó en sus redes sociales.

Cerca de 2,4 millones de personas participaron en la noche del domingo en el Reveillon, como es conocida la tradicional fiesta de Año Nuevo en esta ciudad brasileña y en la que la principal atracción fue el lanzamiento de 25 toneladas de fuegos artificiales en un espectáculo con duración de 17 minutos.

A la multitudinaria fiesta animada por cantantes como la brasileña Anitta en las arenas de Copacabana, la playa más emblemática de Río de Janeiro, asistió un récord de 910 mil turistas, en su mayoría brasileños, que ocupó más del 90 % de las habitaciones de la capacidad hotelera de la ciudad.

La municipalidad espera que los visitantes permanezcan por más tiempo para que la ciudad pueda seguir beneficiándose con los ingresos turísticos por la temporada más importante para Río de Janeiro después del carnaval.

Con ese propósito, la alcaldía organizó una nueva fiesta que reunirá el sábado nuevamente en las arenas de Copacabana a cerca de mil percusionistas de trece de las escuelas de samba más tradicionales de la ciudad y a los 59 miembros de la Orquesta Sinfónica Petrobras.

El espectáculo también será animado por conocidas estrellas de la samba como los cantantes Alcione, Diogo Nogueira y Martinho da Vila.

Crivella destacó que el Reveillon fue uno de los más animados de los últimos años y transcurrió sin ningún tipo de incidente.

La Policía sigue en las calles y la Guardia Civil atenta, afirmó al rechazar que la escalada violenta de los últimos meses que obligó al Gobierno brasileño a enviar 10.000 miembros de las Fuerzas Armadas a Río de Janeiro para reforzar la seguridad hubiese espantado a los turistas.

“Nuestra ciudad recibió millones de personas para la fiesta y se encuentra limpia y arreglada. Prosiguen nuestros desafíos. Todos saben que Brasil enfrenta dificultades económicas, pero estamos más animados que nunca para hacer de 2018 el mejor año de nuestras vidas”, agregó el alcalde.

Los turistas que visitaron Río durante el Reveillon garantizaron una tasa de ocupación hotelera récord cercana al 97 % de la capacidad de una ciudad que elevó significativamente su número de habitaciones en los últimos años.

El número de habitaciones disponibles en Río de Janeiro subió de 20 mil antes de los Juegos Olímpicos que la ciudad organizó en 2016 a unos 58 mil en la actualidad.

La empresa municipal de promoción del turismo Riotur calcula que ocho de cada diez turistas que pasaron la fiesta de año nuevo en Río son brasileños, en su mayoría procedentes de los estados de Sao Paulo y Minas Gerais, y los otros dos extranjeros, principalmente de Argentina, Estados Unidos y Chile.

La Riotur igualmente calcula que los 910 mil turistas que pasaron el festivo en Río dejaron en la ciudad cerca de dos mil 300 millones de reales (unos 697 millones de dólares).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.