COMPARTE

Han ido cayendo uno tras otro construyendo una procesión de dignidad sostenida con sus muertes, se siguen inmolando al enfrentar las fauces de la barbarie que con lenguaradas de fuego los aniquila. Uno, dos, tres…ochenta…cientos y todo por algo que no conocieron

Tenía 16 años, aquel 18, el otro 22, este 25…y alguien preguntó: ¿Por qué luchan? Entonces luego de una pausa de extremo silencio se oyó la respuesta: Por algo que no conocieron… y eso desencadenó aún más silencio. Ese silencio que nos embarga cuando reconocemos lo magnánimo de la obra de otro ciudadano. Es el silencio que reconoce la gallardía y entrega de las acciones que los humanos realizan en nombre y defensa de sus compatriotas.

Lucharon y cayeron en defensa de la democracia que nunca disfrutaron, de la libertad la cual no los dejaron vivir, de la justicia que les fue conculcada y de la esperanza individual o colectiva que les fue  reprimida y que solamente otros héroes vestidos de vino tinto les hicieron sentir.

Que no habrían hecho esta legión de mártires asesinados por el régimen durante las últimas décadas si hubieran vivido y conocido la democracia que nos fue arrebatada, edulcorada con promesas populistas e hipocresía sostenida con propaganda. Venezuela se sigue sintiendo honrada por sus hijos, que por siglos han forjado un mundo de superación y progreso, de lucha contra opresores y dictadores de turno, siempre con el denominador común de un uniforme militar que usurpa los derechos de la sociedad y que no cumple con el rol para el cual existe

Ese algo que no conocieron estos “casi niños llenos de dignidad” ha hecho que hoy los Venezolanos que “si conocimos la democracia” entendiéramos que no hay otra hora, sino hoy, cuando debemos dar el paso al frente definitivo para combatir al régimen dictatorial castro-comunista y ubicarnos en el frente de lucha sin importar los sacrificios personales a los cuales haya que exponerse.

Hoy tenemos un frente unido de acción política que va mucho más allá que la MUD, es  toda la oposición, son los disidentes del chavismo, son las instituciones civiles, mercantiles o sociales, son todos los ciudadanos. En fin ahora no es solo la oposición, es el país que enfrenta a los delincuentes, asesinos y corruptos del gobierno. Todos ya hemos dicho “no más” y debemos asumir como individuos nuestra responsabilidad con nuestras familias y entorno, como grupos o instituciones mostrando nuestro compromiso público con el rechazo a la pretendida  e inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente, asumiendo nuestro derecho a activar la aplicación de  los artículos 350 y 333 de nuestra constitución, como nos lo ha señalado la Asamblea Nacional. Los asesinatos de nuestros hijos no serán en vano. Han sido el impulso que sobrepasará a la dictadura en el rescate de la verdadera democracia defendida por el respeto al voto, como lo han pedido quienes han sido vilmente asesinados en las calles de nuestra tierra

Por algo que no conocieron han sido enterrados pero por algo que soñaron serán recordados

rieragregorio@gmail.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.