Violencia política
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. Foto archivo: EFE

Aliados de Luiz Inácio Lula da Silva pidieron este lunes al exmandatario brasileño afrontar “con humildad” la segunda vuelta de las elecciones, en las que se enfrentará al presidente Jair Bolsonaro, y buscar con más ahínco a los votantes de centro para garantizarse la victoria.

Un día después de la primera ronda de los comicios, que Lula ganó con un 48,4 % de los votos frente al 43,2 % que obtuvo Bolsonaro, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) decidió reunirse con su comité de campaña en un hotel de Sao Paulo para trazar la estrategia de cara al balotaje del 30 de octubre.

Desde la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) insisten en reforzar el mensaje de que el resultado fue “una victoria”, a pesar del sabor agridulce que dejó el hecho de no liquidar la contienda el mismo domingo, como habían adelantado varias encuestas.

Sacan pecho también de que el partido que lidera con mano de hierro Lula desde su fundación, en 1980, ha resucitado en apenas cuatro años.

En 2018, Lula estaba en prisión, por condenas por corrupción que se anularon el año pasado, y el bolsonarismo estaba en auge. Pero 2022 rozaron el triunfo en primera vuelta, resaltan fuentes de la sigla.

LLAMAMIENTOS A LOS DERROTADOS

También es unánime que en los próximos días “hablarán con todos los demócratas” para formar un frente todavía más amplio que el tejido para la primera ronda de los comicios, cuando congregaron a una decena de partidos.

El primer objetivo es buscar el apoyo de la senadora Simone Tebet y del líder laborista Ciro Gomes, tercera y cuarto en la contienda presidencial y que juntos suman poco más de un 7 % de los apoyos, unos 8,5 millones de votos. Por el momento, ambos pidieron tiempo para pronunciarse.

“Es la hora de que todos los demócratas se unan para que podamos preservar y ampliar nuestra democracia”, dijo a los periodistas la ecologista Marina Silva, elegida diputada federal y que se reconcilió con Lula para estas elecciones.

Silva subrayó que es “responsabilidad de todos” parar “la guerra de Bolsonaro” contra “las políticas e instituciones públicas” del país.

Aunque para ello pidió “tener mucho cuidado” y “no tratar a todas las personas que votaron” al capitán retirado del Ejército como “fascistas”.

“Necesitamos tener mucha humildad para hacer ese diálogo”, añadió.

Por su parte, el diputado André Janones, que desistió de su candidatura presidencial para juntarse a Lula, se mostró “confiado” y resaltó la importancia de “mostrar la fuerza de la base” del PT de cara al segundo asalto.

ATENCIÓN AL CENTRO

Más directo fue el exgobernador de Sao Paulo Márcio França, que también se alió con Lula, aunque no consiguió su objetivo de ser elegido senador, siendo derrotado por un exministro de Bolsonaro.

En declaraciones a los periodistas instantes antes de la reunión con Lula, França demandó al antiguo tornero mecánico, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, dar un giro más al centro e intentar seducir a reductos a priori bolsonaristas.

En este sentido, llamó a dar atención a los pequeños agricultores, policías militarizados y evangélicos, grupo este último alineado mayoritariamente con Bolsonaro en defender valores ultraconservadores, como el rechazo al aborto.

“Hay que ampliar las conversaciones”, aseveró.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.